Prestadores de Servicios Turísticos de Puerto Marqués capturaron un cocodrilo de aproximadamente dos metros y medio que nadaba en la playa, lo que provocó pánico entre los bañistas que se encontraban en el lugar durante este fin de semana largo.

Los prestadores de servicio utilizaron cuerdas para amarrar al cocodrilo y someterlo para evitar que mordiera a los bañistas.

Al lugar acudieron elementos de Protección Civil Municipal y Bomberos de la estación de El Coloso, a quienes les entregaron el cocodrilo.

Más tarde, los elementos de Bomberos entregaron el cocodrilo al delegado de Profepa, David Melesio Arroyo, quien acordó regresarlo a su hábitat.

¿Qué te parece?