Las condiciones del terreno de juego en el Coloso de Santa Úrsula no son propicias para albergar un encuentro de temporada regular

La NFL canceló el partido entre los Chiefs de Kansas City y Rams en el Estadio Azteca, el cual estaba programado para el próximo lunes 19 de noviembre a las 19:15 horas, el cual será trasladado a la Ciudad de Los Angeles, casa de Los Carneros.

La decisión de la liga se anunció en un comunicado en el que se afirma que las condiciones del terreno de juego no son las adecuadas para la celebración de un partido de esta magnitud, que dicho sea de paso, correspondía a la semana 11 de la temporada regular.

“Hasta hace muy poco, no teníamos grandes preocupaciones, pero las combinaciones de una difícil temporada de lluvias y un calendario con múltiples eventos en el estadio, han resultado un daño significativo en el campo que presenta riesgos innecesarios para la seguridad del jugador y hace que no sea adecuado organizar un juego de la NFL. Como resultado, hemos determinado que mover el juego es la decisión correcta, y era algo que necesitábamos anunciar ahora para permitir que nuestros equipos y fanáticos hagan arreglos alternativos”, dijo Mark Waller, vicepresidente ejecutivo de la NFL.

Pese a que varios trabajadores intentaron este martes componer a marchas forzadas el estado de la cancha, colocando parches en las zonas más afectadas, los directivos de la NFL que viajaron a la Ciudad de México determinaron no realizar el partido.

ESPN había anunciado que jugadores de ambos equipos habían considerado no jugar el lunes en el maltratado campo, debido a que les parecía “injusto arriesgar nuestra salud”.

​Redacción La Afición

¿Qué te parece?