Si se llega a los 15 millones por mililitro, o menos, podríamos enfrentarnos a un serio problema de fertilidad.

El semen ya no es lo que era. En los últimos 30 años ha disminuido considerablemente su calidad y el número de espermatozoides en él, un fenómeno llamado ‘Espermagedón’.

Según un estudio realizado por la Hebrew University-Hadassah, de los 99 millones de espermatozoides por mililitro encontrados en los años 70 hasta a los 47 millones hallados ahora hay una gran diferencia. Y lo que falta.

Aunque por el momento la cifra no es preocupante, los especialistas consideran que si se llegara a los 15 millones por mililitro la población se enfrentaría a un problema de fertilidad. Lo más difícil es que se desconocen las razones por las que esto ocurre, informa Xataka.

Algunas de las teorías apunta al exceso de ftalatos (plásticos), que cuando se calientan, pueden pasar a la comida y provoca graves problemas de salud, otra a una dieta poca estable, y una más al uso de pesticidas, imitadores de los estrógenos en nuestro cuerpo.

Redacción SDP

¿Qué te parece?