El suceso ocurrió cerca de la medianoche en el Borderline Bar & Grill en Thousand Oaks, a unas 40 millas al oeste de Los Ángeles, que a esa hora estaba lleno de gente, sobre todo de estudiantes universitarios. Entre las víctimas se cuenta a un policía. El atacante, del que se desconoce la identidad, también falleció en el lugar, por lo que el total de muertos son 13.

Al menos 12 personas murieron y una veintena resultaron heridas tras un tiroteo masivo ocurrido este jueves en un bar lleno de gente del sur de California cuando un hombre armado vestido de negro irrumpió, arrojó granadas de humo y disparó docenas de balas, informó a la prensa el sheriff del condado de Ventura, Geoff Dean. El primer balance fue de 11 heridos.

Entre las víctimas figuran 11 personas que se encontraban en el bar y un policía que intervino en el lugar. El atacante también falleció en el Borderline Bar & Grill del exclusivo suburbio de Thousand Oaks, que está a unas 40 millas al oeste de Los Ángeles, donde se celebraba una fiesta estudiantil. El incidente ocurrió hacia las 11:20 pm PT.

“Es una escena horrible, hay sangre por todas partes y el sospechoso es parte de ella. No quise acercarme tanto y perturbar la escena y posiblemente la investigación”, dijo Dean, añadiendo que el motivo del ataque aún no está claro.

Las autoridades, que no descartan que sea un ataque terrorista, tampoco han revelado su identidad del agresor, si bien indicaron que entró vestido con ropas oscuras y comenzó a disparar sin decir nada antes.

El oficial refirió que los investigadores no habían encontrado ningún tipo de rifle de asalto en el bar. “Por lo que sabemos, sólo había una pistola, pero eso podría cambiar al hacer una búsqueda más exhaustiva del edificio”.

El policía que murió fue identificado como Ron Helus y tenía el grado de sargento. Como fue uno de los primeros en llegar a la escena recibió varios disparos. Fue llevado rápidamente a un hospital, donde sucumbió por las heridas.

“Es una investigación que va a llevar bastante tiempo”, advirtió el portavoz del Departamento de Bomberos en declaraciones a Univision Noticias.

El portavoz de la Oficina del Alguacil del condado Ventura, capitán Garo Kuredjian, dijo que poco después de producirse el incidente “cuando los agentes respondieron, también escucharon disparos”. Unidades adicionales de la Patrulla de Carreteras de California, Simi Valley y el FBI también respondieron al ataque, añadió.

Kuredjian afirmó que posiblemente había varios centenares de personas en el local al momento de producirse la balacera.

Apenas conocerse la situación, el Departamento de Bomberos del Condado de Ventura desplazó unidades al lugar e informó por Twitter sobre la balacera: “Incidente con atacante activo en curso se reportó en Borderline en @CityofTO”.

“Por favor, manténgase alejado de la zona. Incidente de las fuerzas de seguridad activas. Múltiples heridos reportados. Los detalles aún están por determinarse. Múltiples ambulancias solicitadas”, agregaron los bomberos.

La gente saltaba por las ventanas

Según una fuente de seguridad citada por el diario Los Angeles Times, se escucharon múltiples disparos. “Disparó mucho, al menos 30 veces. Seguí escuchando disparos después de que todos salieran”, dijo el testigo citado por periódico.

Nick Steinwender, estudiante universitario, contó a CNN que sus amigos estaban dentro del bar cuando comenzó el tiroteo. “Era un caos, la gente saltaba por las ventanas, saltaba por encima de las puertas y trataba de salir”, dijo. “Los estudiantes se escondían en los áticos, baños y cosas así”, añadió.

Testigos presenciales citados por varios medios indican que el atacante iba vestido de negro con una gran gabardina, la cara parcialmente cubierta con una máscara de esquí, y arrojó una granada de humo al bar antes de abrir fuego aleatoriamente.

Una persona entrevistada por la televisora local ABC7 dijo que el atacante había caminado hasta la entrada del bar, disparado a un guardia de seguridad y a un cajero, y lanzado una bomba de humo.

“Acabo de escuchar a estos fuertes tiros”, dijo el testigo, un hombre que no fue identificado. “El pistolero estaba lanzando granadas de humo”, añadió.

El presidente Donald Trump escribió un mensaje en su cuenta de Twitter lamentando lo sucedido: “Me han informado brevemente sobre el horrible tiroteo en California. La policía y los primeros socorristas, junto con el FBI, están en escena. 13 personas, en este momento, han sido reportadas muertas. Del mismo modo, el agresor está muerto, además del primer oficial de policía que entró en el bar”.

En un segundo tuit, el presidente alabó la “gran valentía demostrada por la policía. La Patrulla de Carreteras de California estuvo en el lugar a los 3 minutos, el primer oficial que llegó recibió varios disparos Ese sargento murió en el hospital. Dios bendiga a todas las víctimas y a las familias de las víctimas. Gracias a los agentes”.

Thousand Oaks es un exclusivo y tranquilo suburbio de Los Ángeles, a pocas millas de la Universidad Luterana de California, y es ese restaurante un lugar popular para los estudiantes, que suelen visitar por las noches.

Redacción Univisión

Anuncios

¿Qué te parece?