Seyni Camila Cobos Medina, de 7 años de edad fue víctima de secuestro, abuso sexual y homicidio por parte de Juan Manuel “N”, de 25 años de edad en Chihuahua.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM) el cuerpo de la menor fue localizada a las 4:00 horas del sábado en un camino de terracería que conduce a San Diego de Alcalá, a 30 minutos de la capital del Estado.

Detallan que la menor fue secuestrada desde el pasado miércoles a una cuadra de su casa, entre las calles Independencia y Ramírez, en el centro de la capital, por un sujeto que conducía un vehículo Ford Figo de color blanco, el cual, se confirmó posteriormente, trabajaba como chofer de Uber.

Juan Manuel “N”, identificado como el conductor de la unidad, fue citado por las autoridades a declarar como testigo colaborador, sin embargo, se detectaron contradicciones en los dichos. Las autoridades, apoyados por la empresa Uber, rastrearon algunos de sus movimientos y así localizar el cuerpo de la niña Camila, para posteriormente capturarlo.

Cabe mencionar que, en una de sus declaraciones, el presunto responsable dijo haber sido contratado por algunos sujetos armados para raptar a la niña y que desconocía su paradero.

Por su parte, el gobernador Javier Corral señaló que se hizo una investigación muy cuidadosa en la que se reconstruyeron los hechos y se investigó un dispositivo telefónico del cual, el presunto homicida, trató de borrar evidencia.

“No solo abusó sexualmente de ella y la asesinó, sino que se filmó; esto habla de un nivel de brutalidad y de desprecio por la vida humana. Se ejecutó la orden de aprehensión con mucha celeridad en función de las evidencias recabadas y esperamos que la justicia de Chihuahua, que el juez del caso determine, por la gravedad de los hechos, el castigo ejemplar que este tipo de conductas deben tener”.

Anuncios

¿Qué te parece?