Por Mónica Fragoso

Lo que conocemos como déficit ecológico o sobrecapacidad de la Tierra, es la fecha en que nuestro planeta ha agotado el presupuesto ecológico que tiene destinado para cada año. Este 2018, se cumplió el miércoles 1 de agosto, lo que indica que a partir del 2 de agosto y hasta el 31 de diciembre que termine el año, estamos viviendo en déficit, mismo que venimos arrastrando desde 1997.

The Global Footprint Network (asociación encargada de vigilar los recursos naturales del mundo) calcula la fecha de agotamiento de recursos naturales renovables cada año en base a la demanda de alimentos, el uso de madera, de plantas, de animales consumidos, pero es necesario hacer hincapié en que la huella de carbono producido principalmente por la quema de combustible es la que más aporta en el detrimento de nuestros recursos naturales.

Sin embargo esta deuda ya no puede ser sostenible durante mucho tiempo, pues los ecosistemas ya comenzaron a degradarse hasta acercarse al colapso,situación que vemos y vivimos en forma de sequías prolongadas, desertificación, perdida de suelos, menor productividad de cultivo, sobrepastoreo, deforestación,extinción de especies, escasez de agua dulce, entre otros.

Nuestro país está sufriendo este déficit, nos encontramos en el noveno lugar, con una huella de 320 hectáreas de deforestación, escasez de agua, cambio en los ecosistemas; lo que indica que ya no podemos, ni debemos esperar, urge tomar medidas extraordinarias que protejan nuestros recursos naturales, medidas que no solo que le corresponden al gobierno, sino a todos los que aquí vivimos. ¿Tú qué estás haciendo para no mal gastar y cuidar nuestros recursos?

Con información de Excélsior

Anuncios

¿Qué te parece?