Acapulco, 21 Oct (Notimex).- Las personas con discapacidad en Guerrero han sido tomadas en cuenta al tener su primera playa incluyente en la localidad de Bahías de Papanoa, perteneciente al municipio de Tecpan de Galeana, en la Costa Grande del estado, que cuenta con el mobiliario, rampas, señaléticas en Braille y un parque ecológico.

Está playa incluyente de nombre Ojo de Agua, ubicada a tres horas de Acapulco y a una hora de Zihuatanejo, beneficiará a más de 18 mil personas con alguna discapacidad.

En el ejido de Bahías de Papanoa, se ubica la segunda playa incluyente en el país y para Fabián Galindo Pablo, joven indígena proveniente del municipio de Tlapa de Comonfort, ubicado en la región de La Montaña, el contar con este atractivo turístico para ellos, es cumplir un sueño y ser tomados en cuenta.

Fabian, dijo que las personas con alguna discapacidad carecen de lugares para divertirse y aplaudió a las autoridades del gobierno del estado el crear esta playa incluyente porque ayuda a concientizar sobre la necesidad que ellos tienen.

“Somos personas con discapacidad y necesitamos salir a disfrutar de esta playa incluyente… a las personas con capacidades diferentes nos da más libertad de vivir la vida”, precisó.

Señaló que es la primera vez que visita una playa incluyente, así como la zona turística de Bahías de Papanoa, el cual consideró que cuenta con bonitas instalaciones para ellos.

“Se siente muy padre que nos tomen en cuenta, antes no había está inclusión y ahora nos están dando esta oportunidad y nos sentimos bien y muy agradecidos, porque así podemos salir a disfrutar de este lugar como cualquier otra persona”.

Fabián, de 24 años, en su municipio de Tlapa de Comonfort, apoya a una organización denominada “Vida Independiente México”, que ayuda a personas a salir adelante, cuando su vida cambia al adquirir alguna discapacidad, como a él le sucedió hace siete años al sufrir un accidente.

Dijo que ahora él ayuda a motivar a más personas con alguna discapacidad para salir adelante. “Les pido a aquellas personas que tienen alguna discapacidad que no se arrinconen en sus casas, que salgan adelante y la vida sigue. Es mejor que se vengan a disfrutar de esta playa incluyente que está en Bahías de Papanoa”, expresó.

Fabián, señaló que el andar en silla de ruedas no los hace diferentes, porque también pueden hacer muchas cosas como las personas comunes, entre ellas, disfrutar de las playas.

José Fernando Marcial Flores, de 20 años, y originario de Acapulco, viajó hasta la localidad de Bahías de Papanoa para conocer la segunda playa incluyente en México.

A su llegada por la rampa para las personas que se trasladan en su silla de ruedas, dijo que quedó sorprendido por lo bonito que es el lugar.

Dijo que las personas que tiene una discapacidad, difícilmente pueden divertirse en una playa, porque no cuentan con accesos para las sillas de rueda o la infraestructura adecuada.

“Este lugar está lindo, tiene bonita vista, las rampas y es más accesible, porque hay otras playas donde no nos podemos mover y nos tiene que andar cargando”, añadió.

Comentó que por su problema de discapacidad poco visita las playas, a pesar de vivir en Acapulco, porque no se puede desplazar fácilmente.

“Las playas no tienen accesos para personas con discapacidad y es por eso que casi no voy a la playa, pero con esta playa incluyente ahora si vendré más seguido, porque tiene bonita vista y rampa”.

Refirió que en Acapulco, las playas Papagayo, Caleta, Caletilla son las que se pueden visitar por ser tranquilas, pero no cuentan con rampas o mobiliario para personas como ellas.

La presidenta del DIF estatal, Mercedes Calvo, hizo un llamado a cuidar el equipo mobiliario y esta playa que traerá afluencia de turismo nacional e internacional, y garantizó que habrá más derrama económica para la región.

Asimismo, agradeció al presidente Enrique Peña Nieto y a la presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del DIF nacional, Angélica Rivera, por el apoyo que brindaron para concretar este proyecto que beneficia a las personas con discapacidad.

Con una inversión de 12 millones de pesos, entre el gobierno del estado y federal, se abrió la segunda playa incluyente en la comunidad de Bahías de Papanoa, perteneciente a este municipio en la Costa Grande del estado.

Este sitio de recreo, cuenta con sistema Braille en señalética, anuncio de hoteles, restaurantes, en los nombre de las calles así como el menú de los platillos de la región.

También se cuenta con estacionamiento exclusivo, baños, sistema de boyas marinas, rampa de acceso, equipo anfibio como son sillas, andaderas y muletas que no se hunde en el mar, camillas, camastros adaptados, un parque ecológico y alumbrado público.

De acuerdo con información del DIF Nacional, del 100 por ciento de las personas con una discapacidad en Guerrero, el 54 por ciento son mujeres y el 46 por ciento hombres, la mayoría son de 30 años de edad.

A su vez, Guillermo Catalán Martínez, presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Bahías de Papanoa, dijo que a 19 días de abrirse la playa incluyente en el ejido de Ojo de Agua de Bahías de Papanoa, se ha captado una buena afluencia de visitantes.

Dijo que algunos llegan a la playa por primera vez, y la obra fue inaugurada por el DIF Estatal en meses de baja afluencia turística, por lo que se han beneficiado con este proyecto.

“La playa incluyente nos pone en el ojo de una promoción nacional y regional bastante buena, y ha despertado mucho interés del segmento de personas con alguna discapacidad que han venido a visitar la playa y haciendo uso del equipo”.

El dirigente hotelero, comentó que durante el fin de semana se ha alcanzando una ocupación hotelera del 50 por ciento y entre semana también llegan algunos visitantes.

En Bahías de Papanoa se cuenta con 200 habitaciones y se construyen cinco hoteles pequeños, que ayudarán a ampliar la infraestructura, y también se tiene 50 restaurantes.

Dijo que en la playa de nombre Ojo de Agua, los visitantes podrán disfrutar de sus aguas tranquilas, además de que en medio se tiene un borbollón de “ojo de agua dulce”, que contrasta de agua salada y las personas disfrutan también para bañarse.

Confió que el proyecto de la playa incluyente crecerá, ya que con ayuda del DIF estatal se hará promoción con otros Sistemas de Integración Familiar, para que sea visitada por personas con una discapacidad.

Anuncios

¿Qué te parece?