De cada 100 viviendas que hay en la Ciudad de México, 60 fueron construidas en la informalidad, ya sea porque fue un predio invadido, un terreno intestado o en suelo de conservación, advirtió José Castillo, socio de A/911 y miembro del grupo multidisciplinario CoRe.

Es por ello que el problema de desarrollo urbano, drenaje, agua y movilidad han aumentado en la CDMX, asegura el experto.

Ante ello, consideró que el nuevo gobierno que empezará a administrar la capital el 5 de diciembre tiene que pensar en un nuevo modelo de desarrollo urbano que haga más accesible la vivienda a quienes desean comprar y que además no tengan que vivir a tres horas de distancia de sus trabajos.

Diputados de Morena del Congreso Local, once alcaldes del mismo partido político y la jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum, acordaron suspender la autorización de mega proyectos como unidades habitacionales, hospitales, centros comerciales y torres de inmobiliarias a fin de evitar el crecimiento depredador en la capital del país.

Reos de penal de Texcoco retienen a custodios; exigen cambio de cárcel
Aunado a ello, establecieron que en este último trimestre van a llevar a cabo consultas de desarrollo urbano con los habitantes de colonias, barrios y pueblos para saber qué es lo que necesitan y no dar paso a grandes obras inmobiliarias que afectan a los que ya viven ahí.

Con información de Excelsior

Anuncios

¿Qué te parece?