El chofer le pide que no le falte el respeto, que deje de decir groserías y salga del coche, pero la joven sigue discutiendo.

A las puertas de un bar de Miraflores, una selecta zona de Lima (Perú), llegó un chofer de Uber en respuesta al pedido de una pareja, sin conocer a dónde querrían desplazarse (la empresa no revela ese dato a los conductores).

Al enterarse de la dirección, el conductor se negó a llevar allí a sus clientes por considerar que se trataba de un barrio peligroso, cosa que desató la indignación de la mujer que había subido al coche, informa el Diario Correo.

En un video ampliamente divulgado se ve cómo su pareja sale del auto, pero la joven sigue discutiendo con el conductor. Amenaza con denunciarlo al servicio y exige los datos de la placa, y el hombre se los proporciona con gentileza.

Tras esto, el chofer le pide que no le falte el respeto, que deje de decir groserías y salga del coche, pero la joven sigue discutiendo. En cierto momento pide a su acompañante que la ayude a bajar del auto, ya que está dispuesta a pegarle al taxista.

Ante ese comentario, el servidor le dice que no lo amenace y la joven se enfurece aún más: se abalanza contra él y empieza a golpearlo. “Yo te voy a enseñar quién soy”, grita la mujer antes de salir finalmente del vehículo.

EL DEBATE

 

Anuncios

¿Qué te parece?