CDMX.- Este sábado se inauguró el proyecto #CruceLatino, que consiste en un nuevo cruce peatonal en diagonal en el cruce de Eje Central con Madero de la Ciudad de México.

El proyecto forma parte del Festival del Abierto Mexicano de Diseño, el cual se celebró este año del 10 al 14 de octubre en la Ciudad de México y su principal objetivo es implementar un cruce en diagonal con un tiempo semafórico exclusivo para el peatón, dándole prioridad al caminante como lo indica el Programa Integral de Movilidad de la CDMX, cuya finalidad es mover a más personas con menos vehículos.

“Esta trama sobre la carpeta asfáltica funciona a manera de señalamiento horizontal, guiando y abriendo la posibilidad de trasladarse en de uno de los cruces de más alta actividad peatonal a nivel mundial, permitiendo la abierta distribución y posibilitando las diversas líneas de deseo existentes.

“El diseño nace de un entramado basado en triángulos, representando la fuerza ciudadana, el gobierno y la iniciativa privada en cada uno de sus lados, los cuales son los pilares del desarrollo en la ciudades.

“Este proyecto piloto a esquema de urbanismo táctico nos permitirá medir, cuantificar y cualificar si es necesaria una intervención en éste espacio con estas características de intervención y cómo hacerlo de la mejor manera” comentó el arquitecto Alejandro Martínez, de la organización Espacio Vital MX.

En varias ciudades del mundo se ha optado por diseñar pasos peatonales en diagonal. El más renombrado en el mundo es el famoso cruce de Shibuya, en Tokyo, Japón. En donde hasta más de 25 mil personas llegan a cruzar en una sola fase semafórica y se busca que se pueda replicar en el cruce de Eje Central y Madero.

“El rediseño de este cruce surge de la fuerte demanda de atender una línea de deseo peatonal que va desde la calle Madero hacia el Palacio de Bellas Artes, un trazo histórico que puede representar muy bien la jerarquía de la movilidad que ahora tiene la Ciudad de México, donde se toma en cuenta al peatón como usuario principal de la vía.

“Se estará haciendo una prueba piloto de fases semafóricas gracias a las dependencias correspondientes para ver la factibilidad de dejar el tiempo necesario para que los peatones crucen en diagonal. Esto no sólo ahorra tiempo y esfuerzo al peatón, sino que hace que el cruce sea más seguro al no desesperar a los transeúntes con tiempos largos de espera”, mencionó Yazmin Viramontes, directora de la organización Camina, Centro de Estudios de Movilidad Peatonal A.C.

Redacción El Universal

Anuncios

¿Qué te parece?