Audrey fue hospitalizada y todavía permanece ingresada. Por fortuna, su condición está mejorando favorablemente.

CIUDAD DE MÉXICO- Recientemente se dio a conocer que tres policías del condado de Clackamas, Oregón, se convirtieron en los héroes de una bebé recién nacida que dejó de respirar sin motivo aparente.

De acuerdo con información de medios locales, la pequeña Audrey Harmon, de menos de una semana, comenzó a ponerse azul durante una sesión de fotos con sus padres en un estudio dentro de un centro comercial, el pasado 30 de septiembre.

No se puede describir lo que es ver a tu hija ponerse azul. Uno no sabe cómo ayudar ni entiende qué demonios está pasando”, declaró Kaylob Harmon, el padre de la niña.

Un video captado por las cámaras de vigilancia muestra a los oficiales Dan OlsonJonah Russell Jonathan Zacharkiw corriendo por el centro comercial para llegar a la menor.

Mientras dos utilizaron técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCPD) otro le extrajo el líquido de la nariz con un aspirador nasal.

Después de unos minutos, llegaron al lugar paramédicos de un hospital local y se hicieron cargo de la situación.

Audrey fue hospitalizada y todavía permanece ingresada. Por fortuna, su condición está mejorando favorablemente.

Este domingo, el padre de la pequeña invitó a los policías al hospital, ya que quería tener una foto para mostrarle a su hija quiénes son las personas que le salvaron la vida.

EXCELSIOR

Anuncios

¿Qué te parece?