Monterrey, NL, 30 de septiembre- Al cumplirse una semana de la agresión que un grupo de seguidores de los Rayados, cometieron contra uno de los Tigres, antes del clásico 117 entre los dos equipos locales, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León, dio a conocer la detención del primero de los presuntos participantes en el ataque a Rodolfo Manuel Palomo Gámez.

Se trata de Adrián Rosendo “N” de 25 años de edad, quien fue capturado en un edificio que se localiza por la calle Porfirio G. González, de la colonia Ricardo Flores Magón, en el municipio de Escobedo, al norte de Monterrey.

El gobernador de Nuevo León amenazó con cancelar los permisos de venta de cerveza y otras bebidas alcohólicas en los estadios de Tigres y Rayados

Agentes Ministeriales ejecutaron la orden de aprehensión otorgada por un juez de control, por la presunta participación de Adrián Rosendo “N”, en los hechos violentos que se suscitaron la tarde del domingo 23 de septiembre, por la avenida Aztlán, cuando dos grupos de aficionados de Tigres y el Monterrey se enfrentaron, y Palomo Gámez resultó gravemente lesionado con una herida punzocortante en el costado derecho, y pedradas en la cabeza, aun cuando estaba ya inconsciente sobre el pavimento.

Al momento de la aprehensión de Adrián Rosendo, fue también detenida una mujer por tratar de impedir que los agentes ministeriales cumplieran con el mandato judicial, por lo que también será presentada ante la autoridad para que responda por los delitos que le resulten.

El seguidor de los universitarios que fue golpeado previo al Clásico Regio, ya no necesita ayuda de aparatos para poder respirar

La fiscalía informó que la captura se realizó como resultado de las labores de inteligencia y análisis de la información, que han permitido la ubicación del ahora detenido, quien será presentado ante la autoridad judicial conforme lo marca la ley.

Finalmente señaló que “las labores de investigación son permanentes para obtener la captura de todos los involucrados en estos hechos que han sido del interés de la sociedad” y toda persona que conozca la ubicación de quienes están siendo buscados por la Agencia Estatal de Investigaciones en relación con los mismos hechos y sobre las cuales se ha decretado una orden de aprehensión, se encuentran obligadas a informar a la autoridad sobre tales hechos, ya que en caso contrario, tal omisión podría hacerles partícipes de un delito, sobre el cual se ejercitará la acción penal.

Con información de El Universal

Anuncios

¿Qué te parece?