Recientemente se dio a conocer que una conductora del estado de Midland, estado de Texas, fue violentada el pasado 29 de septiembre dentro de su vehículo por una pasajera alcoholizada.

CIUDAD DE MÉXICO- Trabajar como chófer no es sencillo, además de estar sentado durante horas y aguantar altas temperaturas también hay que soportar en ocasiones a pasajeros pedantes que convierten el recorrido en una pesadilla.

Estas situaciones aumentan cuando el trabajo es en la noche, pues por lo general hay que recoger a clientes borrachos que suelen causar desastres dentro del automóvil, desde vomitar hasta agredir.

Recientemente se dio a conocer que una conductora del estado de Midland, estado de Texas, fue violentada el pasado 29 de septiembre dentro de su vehículo por una pasajera alcoholizada.

De acuerdo con el relato de la afectada, Marie Chavez, la violencia se desató cuando le negó a la joven un recorrido gratuito.

En la grabación se observa a una pareja sentada en el asiento trasero con cajas de comida para llevar. 

Al llegar al destino marcado por la aplicación, el hombre se baja del vehículo pero la joven le dice a la conductora que ‘necesitan regresar al bar para recoger más gente’.

Sin embargo, como el viaje ya había finalizado Chávez le pide que por favor se retire.

Ya terminé, no voy a recogerlos, necesito que salgan de mi auto”, dijo la conductora al hombre que estaba fuera del vehículo.

Luego de hacerse de palabras y de insistir, la conductora le solicita a la joven por tercera ocasión que se baje, esto desató su furia y en un arranque de enojo tomó las cajas de tacos y se las arrojó violentamente.

Tras el ataque la  mujer le señala al hombre el desorden causado por su compañera pero la ignoran y cierran la puerta.

En los últimos momentos del video se ve a la mujer llorando del coraje.

De acuerdo con Newsweek, la afectada publicó la grabación en sus redes para evidenciarla.

EXCELSIOR

Anuncios

¿Qué te parece?