De acuerdo a los testimonios, los amantes habían verificado que el conductor del vehículo solicitado no fuera el esposo de la mujer

Una mujer y su amante, que planearon pasar la tarde en un hotel, se llevaron una desagradable sorpresa. 

Para evitar ser descubiertos, se citaron en un lugar específico y solicitaron el servicio de Uber para ir al al hotel.

De acuerdo a los testimonios, los amantes habían verificado que el conductor del vehículo solicitado no fuera el esposo de la mujer, ya que se dedicaba a realizar este tipo de servicios.

1b0176dbc0332e001ff2be6737b4c3c2

Sin embargo, no fue su día de suerte ya que creyendo que habían despejado el peligro, se subieron al vehículo y el conductor era el esposo, quien terminó descubriendo la infidelidad. 

De acuerdo con el Nuevo Herald, este bochornoso caso se dio en la ciudad colombiana Santa Marta.

¿Qué te parece?