Ferretti aseguró que el Clásico Regio se devalúa con este tipo de incidentes y que es mucho menos entendible la violencia cuando las aficiones rivales son vecinas.

Un Ricardo Ferretti con semblante serio, se mostró apenado y casi furioso por haber dirigido un Clásico Regio después de los actos de violencia que dejaron a un aficionado de Tigres en estado de salud grave y por ello aseguró que los agresores no solo se merecen la cárcel.

El Tuca dijo que el tipo de fanático que agredió a un hincha rival incluso con arma blanca se merece el cementerio, aunque aclaró y dijo que el coraje es el que le hacía exagerar, pues donde más bien deben estar es en prisión.

“Me da mucha pena y mucha vergüenza lo que esta gente hace, a esta gente la verdad que lo encuentren y lo metan realmente a donde debe de estar, que es en el cementerio, no en la cárcel, esto no se vale, somos hermanos”, expresó.

No se vale con ninguno, a lo mejor exagero con esto del cementerio, sí exagero y mucho, pero el coraje que da es éste, la verdad, estas personas deberían de estar en la cárcel como lo que son: unos bandidos”.

Ferretti aseguró que el Clásico Regio se devalúa con este tipo de incidentes y que es mucho menos entendible la violencia cuando las aficiones rivales son vecinas.

Todavía puedo entender, entre comillas entender, con rivales de otro lado, pero dentro de nuestra propia casa pasar este tipo de cosas es vergonzoso”.

Al final del partido, tanto Tigres como Rayados emitieron comunicados condenando la violencia.

EL DEBATE

Anuncios

¿Qué te parece?