Los bebés que nacen antes de la semana 37 de gestación y los que tienen cardiopatías congénitas o displasia broncopulmonar son los más susceptibles ante este virus.

El virus sincicial respiratorio (VSR) puede poner en peligro la vida de los bebés prematuros, con displasia broncopulmonar o cardiopatías congénitas y el desconocimiento sobre este padecimiento incide en la falta de diagnóstico oportuno, alertaron hoy especialistas.

“Los padres deben saber que este virus puede poner en peligro la vida de bebés de alto riesgo, lo que puede ocasionar su reingreso a cuidados intensivos y el uso de ventilación mecánica”, dijo en un comunicado la doctora Dulce María Casillas.

La presidenta de la Asociación de Neonatología de Guanajuato, dijo que, si bien las infecciones se presentan prácticamente durante todo el año, hay un incremento de brotes en temporada de frío, particularmente del mes de octubre hasta marzo.

Explicó que el VSR es la causa más común de infecciones agudas del tracto respiratorio bajo, con un estimado de 33,8 millones de infecciones en niños menores de cinco años, de los cuales, el 10 % requerirá hospitalización.

Del mismo modo, señaló que está relacionado con la muerte de hasta 199.000 menores en el mundo.

baby-2416718_1920.jpg_539665225

Los bebés que nacen antes de la semana 37 de gestación y los que tienen cardiopatías congénitas o displasia broncopulmonar son los más susceptibles ante este virus.

Dijo que los principales síntomas que se presentan con esta infección son la fiebre, el goteo nasal y la tos.

De no ser tratado a tiempo, los bebés de alto riesgo, advirtió la experta, pueden desarrollar infecciones respiratorias graves que pongan en riesgo su vida.

De acuerdo con el reporte “Nacidos demasiado pronto” de la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente nacen al menos 15 millones de bebés prematuros en el mundo.

Ilein Bolaños, directora general de la asociación civil Con Amor Vencerás (CAV), detalló que esto “es un problema de salud en aumento porque los bebés tienen mayor probabilidad de sufrir complicaciones médicas y muchas veces tienen que pasar semanas -e incluso meses- en cuidados intensivos”.

Es por ello que hizo un llamado a quienes esperan bebés para que conozcan los riesgos potenciales de estos nacimientos.

“Queremos que mejore la salud materna y neonatal para garantizar la calidad de vida tanto de la madre como del recién nacido”, puntualizó.

El VSR no cuenta con vacuna, por lo que la única manera de prevenir complicaciones es proteger los pulmones de los bebés de alto riesgo por medio de la administración de un anticuerpo monoclonal en la temporada de mayor riesgo.

Además se deben acompañar de cuidados en casa y de la lactancia materna.

En ese sentido, la doctora Dulce María Casillas emitió algunas recomendaciones para evitar la propagación del virus.

“Hay que lavarse las manos antes de tocar a un recién nacido, cubrirse la boca si algún adulto o menor padece alguna enfermedad respiratoria, evitar multitudes y acudir con el especialista para dar seguimiento a un tratamiento que ayude a resguardar los pulmones de los lactantes”, finalizó.

EFE

Anuncios

¿Qué te parece?