Los menores fallecidos iban de camino a su escuela en una bicicleta eléctrica de reparto. Una mujer y otro menor resultaron heridos

Cuatro niños entre 4 y 8 años, dos de la misma familia, han fallecido este jueves en la localidad holandesa de Oss (al sur del país), tras chocar contra un tren la bicicleta eléctrica de carga donde eran llevados a su escuela de primaria. Otro menor y un adulto están heridos de gravedad. La policía investiga lo ocurrido con ayuda de testigos, porque el lugar del siniestro, un paso a nivel, estaba vigilado y bien señalizado.

El accidente se ha producido hacia las 08:30 de la mañana, en un cruce ferroviario situado junto a la estación de trenes de Oss West. El convoy pasaba de largo camino de la localidad de Oss, la última parada. Varias personas presenciaron los hechos sin poder hacer nada, y los equipos de investigación de seguridad vial se han desplazado al lugar. Todos los testigos coinciden hasta ahora en que la conductora de la bici, un modelo que lleva el remolque para los niños delante, no pudo frenar a tiempo y acabó entre las vías. En el tren viajaban 57 pasajeros y había salido de la ciudad de Den Bosch, lugar de nacimiento del pintor El Bosco. La locomotora porta una cámara y sus imágenes están ya en manos de los expertos.

ProRail, la empresa holandesa encargada del mantenimiento y ampliación de la estructura ferroviaria, ha calificado lo ocurrido de “día negro”. Según sus estadísticas, el último accidente registrado en el mismo lugar data del año 2000. Stientje van Veldhoven, secretaria de Estado de Infraestructura y Obras Públicas, ha asegurado que se le ha hecho “un nudo en el estómago al oír la noticia; le deseo fortaleza a todos los implicados desde el fondo de mi corazón”.

El paso a nivel accidentado se encuentra junto a un aparcamiento propio de las estaciones de trenes de cercanías. Oss es una localidad de unos 90.000 habitantes, y la consternación era visible entre los viajeros, paramédicos y policías. Expertos del Consejo para la Investigación sobre Seguridad, un organismo independiente que estudia todo tipo de accidentes y catástrofes naturales, se han trasladado a la ciudad. El pasado julio, este Consejo remitió al Gobierno un informe donde pedía que prestara mayor atención al estado de los cruces de vías ferroviarios en todo el país.

El tipo de bici accidentada puede llevar varios niños y sirve para trayectos cortos. Con la investigación en marcha, los agentes no desvelan la marca, aunque el fabricante de la marca Stint, que comercializa estos vehículos, ha admitido que “ha sido un golpe terrible; horroroso”. Sus bicicletas añaden un carro delantero con ruedas al modelo de volante y ruedas de los patinetes segway. Están concebidas para el transporte de menores hasta 12 años y pueden circular por la vía pública. Cuentan con todos los permisos, el conductor debe ser mayor de 16 años y no necesita carné de conducir. No precisa de casco y no puede superar los 25 kilómetros por hora. El modelo de bicicleta tradicional con carro, pero no eléctrica, es muy popular para el transporte de varios menores en horario escolar.

Con información de Excelsior

Anuncios

¿Qué te parece?