La compra de una cámara frigorífica para la morgue metropolitana para 300 cuerpos reforzará el refrigerador que tiene actualmente Servicio Médico Forense con capacidad solo para 72 cadáveres, anunció el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval.

Esto como parte de las medidas emergentes para combatir la saturación de restos sin identificar en la entidad, derivado de la ola de violencia.

A partir del día de mañana he instruido para que se empiece la construcción de una cámara frigorífica y un espacio para cadáveres en descomposición que tendrá una gran capacidad, por encima de los 300 cuerpos, para que no se vuelva a repetir este lamentable hecho. Con esto se va a abatir el rezago para la disposición de las víctimas de sucesos de hechos violentos no identificados siguiendo los protocolos con pleno respeto a sus derechos”, dijo Sandoval.

El gobernador recorrió las instalaciones de la morgue tapatía y al salir dijo estar más sensibilizado por la problemática que padece la institución, que habrá una reorganización interna y los recursos no serán limitantes para los cambios que se requieren.

Estos episodios dolorosos para Jalisco y su gente debemos atenderlo con una gran sensibilidad, responsabilidad y sobre todo sin tolerar cualquier tipo de indolencia por parte de la vida cotidiana de nuestros funcionarios”, expresó.

Sandoval adelantó que se creará una comisión de inhumación en la que participará la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para evitar el trato indigno a los restos humanos, que se promoverán convenios con los Ayuntamientos para que haya espacio en panteones municipales destinados a inhumación de estos cadáveres no identificados y que no estén almacenados, por el riesgo sanitario que representan. Una Agencia del Ministerio Público despachará desde Semefo y se contratarán 18 peritos forenses.

Pedimos la dignificación de estos cuerpos con la infraestructura adecuada, la que resulte necesaria, la que tenga el acomodo y la transitividad adecuada y si se requieren mayores insumos, que se adquieran de inmediato.

El llamado es urgente para que más allá de la construcción de estos panteones o estas cámaras que se ha planteado, lo que urge es garantizar el trato digno a estas personas”, dijo el ombudsman jalisciense, Alfonso Hernández Barrón.

El 15 de octubre ya deben estar inhumados los 444 cuerpos que no han sido identificados y reclamados hasta el momento.

Con información de Excelsior

Anuncios

¿Qué te parece?