Al aterrizar, el individuo fue sacado de la aeronave por agentes de la Policía Nacional y la Aeronáutica Civil, bajo los aplausos de los pasajeros molestos.

CIUDAD DE MÉXICO- Viajar en avión siempre es una aventura, no sólo por la experiencia de estar en el aire, sino también por lo que puede ocurrir durante el trayecto.

Desde pasajeros ruidos y molestos hasta azafatas groseras y mal encaradas.

Sea lo que sea que nos toque, hay que ser pacientes y rogar por llegar pronto a nuestro destino.

Recientemente se dio a conocer que un vuelo de la compañía Avianca en ruta de Bogotá a Montería, en Colombia, tuvo que regresar al punto de partida luego de media hora de vuelo.

2007753

Y no, no por fallas mecánicas, sino por un pasajero impertinente que amenazó con abrir la puerta del avión por ‘tener mucho calor’.

Aunque la tripulación intentó controlar su comportamiento necio y errático, el hombre no dejó de discutir hasta que se tomó la decisión de regresar.

Al aterrizar, el individuo fue sacado de la aeronave por agentes de la Policía Nacional y la Aeronáutica Civil, bajo los aplausos de los pasajeros molestos.

De acuerdo con el portal Costa Notas, el concesionario AirPlan, que opera el aeropuerto de Montería a donde debió llegar el avión, explicó al rotativo que, según la aerolínea, “un pasajero disruptivo, agresivo, estaba generando problemas y la tripulación decidió devolverse”.

Tras resolverse la situación, la empresa aérea tuvo que coordinar un nuevo horario para el vuelo.

 

EXCELSIOR

¿Qué te parece?