Fue elegido por los 3 mil 874 habitantes de la zona, y estará en el ayuntamiento de la localidad durante los próximos cinco años

Que los perros trabajen no es ninguna novedad. Existen perros policías, perros de rescate o perros-guía, pero lo que no había ocurrido hasta ahora era que este animal de compañía se dedicase a la política. La localidad estadunidense de Idyllwild (California) ha hecho historia y ha elegido por primera vez a un perro como alcalde. Y aunque lo parezca, no es broma.

Max fue elegido por los 3 mil 874 habitantes de la zona, y estará en el ayuntamiento de la localidad durante los próximos cinco años. No es la primera vez que lo eligen como edil de la localidad, ya que ganó las mismas elecciones benéficas en 2012 a las que solo podían presentarse mascotas.

“Se presentaron a las urnas 14 perros y dos gatos y decidimos elegir entre ellos para recaudar fondos para el rescate de animales. Se pagaba a un dólar el voto, así que la gente se animaba a votar por esta causa”, señala el asistente y dueño de Max, Phyllis Mueller, a la cadena NBC.

“Su papel es hacer este mundo un lugar mejor regalando amor y haciendo lo mejor para los demás”, señala en la entrevista. “Mi labor como asistente es ayudarle a llevar a cabo el punto de vista del ayuntamiento de Idyllwild”.

Max se ha convertido en toda una celebridad local gracias a sus trucos, con los que se ha ganado el corazón de los ciudadanos, y su propio perfil de Facebook, en el que comparte sus actos públicos. Puede que no sepa mucho de política, pero la corbata le sienta genial.

Anuncios

¿Qué te parece?