Por: Mónica Fragoso

Hace algunos días me enteré por un amigo empresario de la existencia de una base de datos que opera de forma ilegal en nuestro país, ilegal porque hasta el momento realiza sus actividades de forma paralela a la ley (ya que no es una base de datos oficial autorizada por ninguna autoridad o norma legal) y que es utilizada por muchas empresas; se denomina Buró laboral.

El buró laboral es una empresa privada que funciona como un sistema de información que permite a las empresas conocer el historial de los candidatos a las plazas de diversas empresas. La información es obtenida de los boletines publicados en las juntas de conciliación y arbitraje tanto locales como federales, en donde básicamente se enlistan a todas las personas que han entablado un juicio en contra de sus ex patrones, claro, sin establecerse motivos, casos en específico, entre otra información; en pocas palabras, esta base de datos contiene información parcial.

Los administradores del sitio lo justifican diciendo que no son una lista negra, que nunca se perjudica a ningún candidato, pues dicen que solo reciben la información, la analizan, administran y envían a cientos de empresas; pero además prestan servicios como investigadores laborales a fin de entregar información a las empresas que pretenden contratar a un candidato.

Es importante entender la gravedad de la información que maneja este sitio, pues el perfil laboral de una persona no sólo es una especie de carta presentación, sino una extensión de su reputación, por ello es urgente regular las acciones que realiza este sitio, pues tampoco debemos de ignorar que existen personas que han hecho un modo de vida y de actuar la constante presentación de demandas laborales.

Regular adecuadamente la información de las personas, su historial laboral, determinar incluso patrones del actuar de diversas empresas; es necesario para frenar abusos pero también para proteger los derechos ya conquistados en nuestras leyes que deben ser una tarea permanente y obligatoria de nuestras autoridades.

 

Anuncios

¿Qué te parece?