El día de ayer comencé a realizar una limpieza de fondo en casa, así que inicié por la cocina y el patio. Al tratar de ordenar todo me di cuenta de que tenía muchas cosas que no servían y que definitivamente no ocupaba, así que comencé a realizar un proceso de eliminación de estos objetos, pero cuál fue mi sorpresa cuando me di cuenta de que había generado dos contenedores grandes de basura. Me dejó completamente sin habla.

Según la asociación internacional Greenpeace, en nuestro país se produce cada día más de 100 mil toneladas de basura doméstica, el equivalente a 37 millones de toneladas anuales de residuos sólidos vertidos en rellenos sanitarios, basureros al aire libre o vertederos. En nuestro estado (que es la entidad más poblada) se producen al día más de 15 mil toneladas, es decir que cada habitante genera 1 kilo de basura diariamente.

Lamentablemente, la gestión de los residuos se ha centrado en un único aspecto para eliminarla “aparentemente” escondiendo el problema sin resolverlo y generando con ello un grave impacto ambiental y daños en la salud de las personas, pues una vez depositados en los rellenos, basureros o incineradores, los residuos se descomponen, lo que produce la emisión de miles de compuestos químicos, y en el proceso de acidificación resultante de la degradación de los mismos, se provoca la migración de sustancias peligrosas. Con estos métodos se causa contaminación ambiental en el aire, suelo y agua.

Greenpeace ha presentado también un programa denominado “basura cero” que consta de tres grandes rubros: el primero minimizar la generación de residuos, el segundo maximizar el reuso y reciclaje de los residuos, y el tercero, eliminar el uso de sustancias tóxicas en los productos, envases y embalajes.

En pocas palabras, estimado lector, te puedo decir que cada uno de nosotros puede ayudar. En el Estado de México nuestras autoridades no exigen la separación de la basura, pero nosotros podemos obligar a que se comience a realizar, utilicemos menos productos plásticos desechables, compremos menos productos empaquetados, reutilicemos telas, envases y usemos baterías reusables y es así como cada esfuerzo personal se suma a uno colectivo hasta lograr empujar un cambio significativo.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?