El pasado fin de semana tuvo lugar un para nada común fenómeno viral dominado por el alcohol. En esta ocasión la protagonista fue una joven que, en medio de su borrachera, pensó que había pedido un “BMW-Lamborghini”.

Al notar que en realidad estaba en un Jetta, comenzó a golpear al conductor y le pidió que la llamara señorita o “Señora Acero”, además, lo acusó de haberle robado dinero y creyó haber pagado 400 mil pesos por el Uber.

“¿Cuándo me cobras por llevarme a Madrid?”, decía frente a sus compañeros, que entre risas no dejaban de filmarla y mofarse de ella. Posteriormente el clip fue difundido en redes sociales, donde se viralizó rápidamente.

 

EXCELSIOR

Anuncios

¿Qué te parece?