La institución española empezó a guardar este contenido digital “porque lo que nos parece hoy una información poco trascendente puede ser objeto de investigación en el futuro”, explica la responsable de preservar el patrimonio documental de Internet en un artículo publicado por eldiario.es.

Los memes se usan principalmente como recurso humorístico por lo que su función divulgadora puede pasar desapercibida para la gran mayoría de internautas que cada semana comparten algún que otro meme en la red.

No resulta muy difícil recordar alguno que hayamos visto, bien por redes sociales o porque nos lo hayan mandado directamente en una conversación de chat. El tema puede variar desde situaciones cotidianas hasta la actualidad política, y precisamente por eso la Biblioteca Nacional Española los considera una fuente relevante de la “imagen de la sociedad, la historia y la cultura” de este momento. Por ello, han decidido empezar a guardar los memes más relevantes para que en el futuro puedan servir de referencia de la sociedad de nuestra época.

Al fin y al cabo, esta institución ha preservado a lo largo de la extensa historia de España cualquier tipo de documento y en cualquier soporte que reflejara la cultura y visión del pueblo español, desde periódicos, panfletos, tiras cómicas, etc. Y, claro, ahora todas esas ideas se encuentran fundamentalente en internet.

Tal y como recuerdan en una entrevista en eldiario.es, la labor de “preservar el patrimonio documental” de Internet en España nació en 2009 de la mano de Mar Pérez Morillo y según la tarea se fue haciendo cada vez más grande, el proyecto se unió al Consorcio Internacional para la Preservación de Internet (IIPC).

El método de trabajo consiste en recopilar de manera masiva todos los dominios .es y combinar esta lista con otra colección más selectiva según temas de relevada importancia como la música o el cine, e incluso sucesos tan importantes como los atentados de Cataluña.

Uno de los principales motivos para guardar este contenido es la cualidad efímera de Internet. Plataformas que por ser privadas cambian, o contenido que por su temática es censurado, muchas veces no dan tiempo a guardarlo y es borrado sin previo aviso.

La BNE comenzó contratando a Internet Archive hasta que gracias a un convenio con Red.es ahora cuentan con su propia infraestructura con el programa NetarchiveSuite.

Parte de esta nueva etapa de la BNE pasa también por compartir ese maravilloso e inmenso archivo que han conseguido con el paso de los años en las redes sociales. Sus cuentas e Facebook y Twitter son todo un éxito.

“Me gustaría que toda la sociedad tome conciencia de que preservar toda esa información que nos refleja hoy es un poco cosa de todos” ha explicado Pérez Morillo.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?