Una mujer que fue atendida en el Hospital Ticomán el pasado 4 de junio, donde tuvo parto gemelar, levantó una denuncia ante un agente del Ministerio Público por robo de menor, ya que después del parto sólo le entregaron a un bebé.

La denunciante dijo que le realizaron una cesárea y que el médico le indicó que un bebé estaba en posición transversal y el otro estaba listo para salir. Personal de la Coordinación General de Servicios Periciales recabaron las evidencias, mientras se realizan los trabajos para esclarecer los hechos.

En entrevista con Excélsior, Lupita cuenta su historia y asegura: “Estoy muerta en vida. Me robaron un bebé”. La música a todo volumen durante la cesárea no logró engañarla. Ese día ella sintió “los dos jalones”, escuchó los llantos de sus bebés, pero salió del hospital sólo con uno.

El médico le informó que “nunca existió el otro bebé, que se desintegró”, lo cual era ilógico para ella y su madre. Insistieron en que, de haber muerto, querían sus restos, pero las respuestas fueron negativas.

El director del Hospital Ticomán de la Secretaría de Salud, ubicado en Plan de San Luis s/n, colonia La Purísima Ticomán, en Gustavo A. Madero, le dijo que estaba cansado de sus preguntas, pero abrirían la investigación; lo cual nunca hizo.

Recibí amenazas. Me dijeron que no hiciera nada porque solamente me iba a meter en problemas legales”. Durante un mes, Lupita fue todos los días al hospital. Fue tanta su insistencia que el director le dijo que ya los dejara en paz y que, si no estaba conforme “que levantara la denuncia, que ahí en el hospital me iban a estar esperando”, relató.

Con información Excelsior

Anuncios

¿Qué te parece?