Monterrey, México .-Después de velar el cuerpo de la pequeña Ana Lizbeth durante dos horas en las Capillas Martínez en el Centro, su cuerpo es trasladado para sepultarlo en un panteón en Juárez.

Al sepelio de la menor llegaron decenas de familiares y amigos, casi todos en dos camiones urbanos, además de taxis y autos propios.

En un ambiente de profunda tristeza, tanto niños como adultos convivieron breves momentos con el pequeño féretro de Ana Lizbeth.

Sus padres, especialmente Francisco ‘N’ lucieron devastados durante todo el acto.

Las capillas de velación fueron otorgadas a la familia por la Comisión de Atención a Víctimas estatal, mientras que el panteón fue por parte del municipio de Juárez.

Mientras que en Juárez, vecinos colocaron decenas de veladoras afuera de la casa de Anita Lizbeth, y un recipiente con una hoja que dice “gracias”, para quienes quieran dejar alguna aportación económica.

whatsapp_image_2018-07-19_at_12_56_43_pm_x2x.jpeg_1478489519

 

Antes de las 12:00 horas comenzaron a llegar habitantes del sector debido a que el Municipio de Juárez les prometió enviar dos camiones para ser llevados al panteón donde será sepultada la niña.

Familiares mencionaron que autoridades les informaron que no podrán brindarles el apoyo de transporte.

Incluso llegó el Padre Valentín Villarreal, de la Colonia Parroquia Santa Clara, quien dará sus servicios.

Un familiar señaló que el DIF municipal también les prometió ayudarlos con los camiones, pero hoy se negaron y las personas tuvieron que trasladarse en taxis compartidos.

Anuncios

¿Qué te parece?