La Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) destinó 3 millones de pesos a trabajos de conservación de esta especie.

Con una inversión de 3.9 millones de pesos, la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) del Estado de México apoya la conservación del hábitat del ajolote de montaña (Ambystoma altamirani), en la zona alta de la Sierra de las Cruces.

Mediante el programa Pago por Servicios Ambientales (PSA), la CONAFOR ha beneficiado desde 2013 y 2014 a ejidatarios de los municipios Isidro Fabela y Jilotzingo, respectivamente, para realizar trabajos de conservación y restauración del ecosistema en el que habita y se desarrolla el ajolote.

En la comunidad Santiago Tlazala del municipio de Isidro Fabela, los trabajos se desarrollan en 214 hectáreas, para la protección de las cuencas hidrográficas con el establecimiento de 20 mil plantas, mantenimiento y vigilancia de las plantaciones, fertilizaciones y protección contra plagas y enfermedades forestales.

La CONAFOR asignó para estos trabajos un total de 2 millones 79 mil pesos, entre el período 2013 y 2018.

Para Jilotzingo, la CONAFOR destinó un millón 889 mil 645 pesos para programas de fortalecimiento de la organización ejidal, como son capacitaciones en educación ambiental a dueños y poseedores de terrenos forestales.

El ajolote de montaña es una especie que se encuentra dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM- 059- SEMARNAT- 2010 que enlista a las especies protegidas.

Su hábitat en el Estado de México está conformado por manantiales rodeados con bosque de pino, oyamel y encino que se están bajo el cuidado de los habitantes de la zona.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?