CIUDAD DE MÉXICO.- Una joven de 14 años sorprendió al mundo con su flexibilidad, agilidad y elegancia en sus movimientos. Nadia Comaneci consiguió la calificación perfecta en una prueba oficial de gimnasia, en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976.

La rumana logró el 18 de julio de 1976 la calificación de 10 en barras asimétricas, logro que nadie había conseguido en la gimnasia.

En aquel momento, la pizarra electrónica daba a conocer el puntaje para la participante número 73 en los dorsales. De inmediato, el público se le entregó con una tremenda ovación y se empezó a poner de pie, lo que propició que Comaneci volviera a escena para agradecer y mostrar una tremenda sonrisa en el rostro.

Pero no sólo fue su única calificación perfecta, también logró el máximo puntaje en otras seis ocasiones.

La nacida en Bucarest en 1961 consiguió en aquella justa olímpica tres medallas de oro, una de plata y una de bronce.

nadia-comaneci-1807182.jpg

A Nadia Comaneci también se le recuerda por ser la primera mujer en realizar el doble mortal hacia atrás en la salida de las barreras paralelas asimétricas.

A sus 13 años comenzó su éxito importante, al ganar tres medallas de oro y una de plata en el Campeonato Europeo de Skien, Noruega.

El talento de Comaneci fue descubierto por el entrenador Bela Karolyi a los seis años.

En los Juegos Olímpicos de Moscú obtuvo dos preseas de oro y dos de plata.

En 1981 anunció su retiro y tres años después se oficializó su salida de la alta competencia. Posteriormente, fue integrante de la Federación rumana de Gimnasia y ha sido comentarista de televisión.

 

Anuncios

¿Qué te parece?