Luca Elia Maria Schafer y la brasileña Leticia Vera habían hecho llegar al Pontífice la invitación a su boda, pero nunca pensaron que acudiría de verdad a la capilla

El Papa Francisco sorprendió a dos novios, un guardia suizo pontificio y una empleada de los Museos Vaticanos, al aparecerse en el templo donde se casarían y presidir su boda.

La ceremonia ocurrió el sábado 14 de julio, pero la noticia fue conocida apenas este lunes, cuando los medios de comunicación de la Santa Sede dieron a conocer la peculiar historia del matrimonio entre Luca Elia Maria Schafer y la brasileña Leticia Vera.

Como tenían previsto, la pareja llegó hasta la iglesia de San Esteban de los Abisinos, dentro del territorio vaticano, para unirse en matrimonio, cuando de repente quedaron perplejos, junto a todos los invitados, al ver entrar al pontífice.

Por gesto de cortesía, algunos días atrás habían hecho llegar al Papa la invitación a su boda, pero nunca pensaron que Jorge Mario Bergoglio acudiría de verdad a la capilla, ubicada justo detrás de la Basílica de San Pedro.

El primer sorprendido fue Renato dos Santos, el sacerdote brasileño encargado de la celebración, cuando al entrar en la sacristía se encontró al líder católico que lo esperaba.

“Los invitados se preguntaban los unos a los otros si era de verdad el Papa Francisco. Vi en él al verdadero párroco que cuida a las propias ovejas de la parroquia, con toda su dulzura y su ternura”, contó el sacerdote en una entrevista a VaticanNews.

“¡Vean quién vino de sorpresa! ¡El Papa Francisco siempre sorprende!”, escribió en su cuenta de Instagram Omar Reposo, rector del Santuario del Cristo Redentor-Corcovado (Río de Janeiro), junto a una foto del momento.

Redacción Notimex

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?