La mejor manera de detectar si tienes miedo al compromiso es cuando tienes que decidirte por un tatuaje. Sobra decirlo, pero cuando vas a hacerte un tatuaje, ya sea un micro tattoo o una parte de tu cuerpo completa, quieres que quede bien. Y aunque tengas una idea clara, siempre surgen dudas sobre cómo se verá dentro de 5, 10 o 40 años.

Como conocemos todas estas inquietudes, hemos pedido consejo a Sean Dowdell, copropietario de Club Tattoo, con sedes en Las Vegas, Mesa, Tempe y Scottsdale (Arizona). El equipo de Dowdell ha tatuado a celebrities como Slash, Miley Cyrus, Amar’e Stoudemire, Blake Shelton, Steve Aoki y Keith Sweat. Le hemos pedido sugerencias sobre los tipos de tatuajes más populares en la actualidad, y los que seguirán molando con el paso del tiempo, para que en un futuro no pienses que te quedaste estancado en tu década dorada.

Las mejores ideas de tatuajes para hombres

Estos son los tipos de tatuajes más solicitados en los últimos tiempos, según Dowdell.

Animales

El cuerpo de Justin Bieber está cerca de ganarse la categoría de zoo de tinta.
Los animales que tienen presencia o representan rasgos admirables en las personas, como leones, águilas, osos o leopardos. Estas criaturas funcionan como una representación del “animal espiritual”.

Así queda en: el brazo izquierdo de Justin Bieber.

Retratos

Dowdell dice que los tatuajes de seres queridos e iconos (como estrellas de rock, actores y deportistas) son especialmente comunes entre los clientes masculinos. Similar a un animal espiritual, aquel que lleva un tatuaje con un retrato quiere honrar el legado de la persona que conserva en tinta.

Así queda en: el brazo de Drake.

Caligrafía

Todos los tatuajes del mundo los tienen él y Sergio Ramos.
“La caligrafía siempre ha sido popular, y siempre lo será”, dice Dowdell. Puedes trabajar con tu artista para encontrar el tipo de letra y el estilo que se adapte a tu gusto. El tatuaje en sí puede ser tan simple como una fecha significativa, una cita, el nombre de un ser querido o una palabra importante.

Así queda en: el cuello de David Beckham.

Neo-tradicional

Aunque no lo creas, Aquaman tiene un algo con la geometría.
Dowdell llama “neo-tradicional” a un collar de figuras como líneas (de personas indescriptibles o de animales), paletas de colores expresivos y diseños geométricos o florales. Son una obra contemporánea sobre objetos básicos de larga duración.

Así queda en: el antebrazo de Jason Momoa.

Nunca lo hagas

A ver, es The Rock. Nosotros no le diríamos a la cara que no le queda bien.

Dowdell dice que los tatuajes celtas y tribales están a punto de desaparecer (y todos aquelos con un diseño similar). Seguramente los asocies con celebrities musculosas y deportistas, y los reconozcas por sus patrones ornamentados o decorados.

Un tatuaje celta utiliza tinta negra para las cruces de fondo, árboles o animales folclóricos. Un tatuaje tribal usa tinta negra para rellenar flechas, líneas o espirales que zigzaguean y a menudo migran desde el pectoral hacia el hombro y el brazo.

Estos tatuajes están pasados de moda, y Dowdell asegura que cada vez hace menos de éstos en favor de los antes mencionados.

Así queda en: el hombro y el brazo de The Rock. El suyo es técnicamente un tatuaje polinesio, pero estilísticamente va en la misma línea.

Antes de coger esa pistola

Para saber qué te espera cuando te vas a hacer un tatuaje, Dowdell da estos consejos a sus clientes antes de cada cita:

El dolor es relativo: “Cada tatuaje duele hasta cierto punto”, dice. Sin embargo, cuanto más “carnosa” es el área donde lo vas a hacer, menos duele. “Las costillas no son divertidas en términos de dolor, y la parte posterior de la rodilla parece ser una de las áreas más dolorosas para hacerse un tatuaje”.

Recuerda que necesitarás algunos retoques. “Cualquier diseño con una composición oscura suele ser fácil de retocar y devolver a la vida, como lo es la mezcla en negro y gris”, dice Dowdell.

“Si tienes un tatuaje de un león en negro y gris, por ejemplo, en el que la composición es sólida pero la aplicación no tanto, entonces es más fácil de retocar y volver a esculpirla como una pieza de arte legítima y que se vea mejor”.

Solo algunos tatuajes se pueden tapar después. “Los tatuajes que tienen mucho movimiento y patrones más ajustados, generalmente son más difíciles de tapar”, dice.

“Por ejemplo, un círculo grande y delgado sería fácil de cubrir con casi cualquier cosa, sin embargo, un nudo celta muy intenso y muy junto sería más difícil de ocultar detrás de un nuevo tatuaje”.

  • Artículo originalmente publicado en la edición estadounidense de GQ.com

Anuncios

¿Qué te parece?