Con una lengua que le llega al suelo y baba que le desborda la boca, el bulldog  Zsa Zsa se llevó el título de perro más feo del mundo en una competencia anual desarrollada en Petaluma, en California (oeste de Estados Unidos).

La perra, de nueve años, aplastó el sábado a sus 13 rivales por sus notorias “cualidades”: ojos vidriosos, una dentición imperfecta, lomo de camionero y garras teñidas de rosa, como el color de su collar.

Su nombre se lo debe a la célebre actriz Zsa Zsa Gabor, confió su dueña. “Es tan fea que es linda”, explicó, en declaraciones citadas por los medios de comunicación.

Zsa Zsa pasó los cinco primeros años de su vida en un sitio para animales de Misuri (centro), antes de ser vendida en un remate. Un grupo de protección de animales la compró, y fue la señora Brainard quien la adoptó y le hizo conocer la fama.

Zsa Zsa sucede à Martha, un mastín napolitano cuyos ojitos rojos y sus inmensas y arrugadas mejillas grises, que penden de orejas igualmente en caída, sedujeron al jurado el año pasado.

El propietario del perro galardonado se lleva 1.500 dólares y un pasaje de avión para Nueva York, donde el can será presentado a distintos medios.

La pequeña localidad costera de Petaluma es sede de este evento desde hace más de 50 años, según los organizadores, que aspiran a promover la adopción de estos perros que nadie quiere.

Anuncios

¿Qué te parece?