CIUDAD DE MÉXICO.- En el último minuto del partido, el balón fue rematad por Salem Al Dawsari en el área chica. Ese gol terminó con las ilusiones de Egipto por sumar un punto en su regreso a los Mundiales y alegró a la selección asiática que se va con una victoria (2-1) del Mundial de Rusia 2018.

Lo ganaban los egipcios desde el silbatazo inicial, moralmente, por el récord que rompió el arquero Essam El Hedary, ahora el futbolista más longevo en disputar un partido de Copa del Mundo.

Después, Mohamed Salah puso el primer tanto en el marcador, con una definición ‘bombeando’ al arquero árabe, para dibujarles la sonrisa a sus aficionados al minuto 22.

salah-egipto-arabia-mundial-11.jpg

Antes de descanso, al minuto 40, el veterano arquero egipcio se encumbró al detener un penal a Salem Al Dawsari y mantener el cero en su arco, pero cinco minutos después, Salman Al Faraj metió el segundo penal marcado a favor de Arabia y confirmado por el VAR en los últimos instantes del primer tiempo.

La segunda parte fue más aguerrida, sin tantas llegadas y todo se definió al final.

Salem Al Dawsari mandó a guardar el esférico que le quedó a modo en el área chica para darle los tres puntos a Arabia Saudita y desplomar las ilusiones de festejar de Salah, su selección y aficionados.

Anuncios

¿Qué te parece?