El hecho se presentó en Saransk, donde la selección Colombia se había estado preparando para su partido debut contra Japón para el Mundial Rusia 2018. El incidente fue registrado en vivo por la cadena alemana Deutsche Welle, para quien la colombiana estaba dando un informe.

“Llevaba como dos horas en el lugar preparando las cosas y no me pasó absolutamente nada. Pero cuando estaba en vivo, al aire, fue cuando este sujeto se aprovechó de eso, se me tiró encima, me dio un beso y me tocó el seno”, contó a través de sus redes.

Y agregó que aunque se molestó y se sintió bastante incómoda, decidió continuar con la presentación del informe.

“Tenía que continuar, después intenté ver si el tipo seguía por allí pero se había ido”.

Finalmente aseguró que nadie merece un trato de este tipo, y menos un periodista, quien expone su rostro al resto del mundo.

“No merecemos este trato. Somos igualmente valiosas y profesionales. Comparto la alegría del fútbol, pero debemos identificar los límites del afecto y el acoso”.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?