(CNN) – Las autoridades federales han separado al menos a 2.000 niños de sus padres en la frontera como parte de los esfuerzos de la administración Trump para reprimir la inmigración ilegal y evitar que otros inmigrantes hagan el viaje.

Mientras los funcionarios se echan uno a otro la culpa sobre quién es responsable y qué debe suceder a continuación, la práctica está atrayendo una atención creciente de los legisladores, los grupos de defensa y los estadounidenses de a pie.

Con las acusaciones volando y los detalles emergiendo a un ritmo rápido, aquí te damos un rápido vistazo a algunas de las principales preguntas sobre lo que está sucediendo, y lo que sabemos hasta ahora:

¿Por qué las familias están separadas?

La administración Trump anunció una nueva política en mayo, diciendo que las autoridades procesarían penalmente a cualquiera que cruce la frontera ilegalmente. El resultado: mientras enfrentan el enjuiciamiento, los padres ahora están en prisiones federales, donde sus hijos no pueden estar con ellos.

Las administraciones anteriores en gran medida optaron por no presentar cargos penales contra las personas que cruzaron ilegalmente con niños, remitiéndolos en su mayoría a los tribunales de inmigración.

¿Dónde está pasando esto?

Los funcionarios de la administración dicen que esto solo le sucede a las familias que ingresan ilegalmente a los Estados Unidos, cruzando entre los puertos de entrada.

La American Civil Liberties Union y otras organizaciones de defensa dicen que eso no es cierto. Estos grupos dicen que han documentado casos de padres que solicitaron asilo en los puertos de entrada y a quienes también les quitaron sus hijos.

Los agentes del Departamento de Seguridad Nacional sostienen que, aparte de los procesamientos, solo separan adultos y niños si no se puede verificar una relación familiar o de custodia, o si están preocupados por el bienestar del niño.

¿Es esto nuevo?

Si y no. Más niños están siendo separados de sus padres en la frontera como resultado de la nueva política de “tolerancia cero” de la administración Trump, alrededor de 2.000 desde mayo, según las últimas estadísticas publicadas por los funcionarios. Y eso no es un accidente; los funcionarios indicaron que implementaron la nueva política para disuadir a más inmigrantes de venir a los Estados Unidos.

Pero las separaciones familiares estaban ocurriendo antes de que los funcionarios anunciaran la política.

En abril, el Departamento de Salud y Servicios Humanos le dijo al diario The New York Times que aproximadamente 700 niños habían sido separados de sus familias en la frontera en los seis meses anteriores.

Esto también ocurrió en algunos casos individuales bajo administraciones pasadas también, pero no en la escala que estamos viendo actualmente.

Desde hace mucho tiempo, ser atrapado tratando de ingresar al país ilegalmente es clasificado como un crimen federal, castigado con hasta seis meses de prisión y una multa de 5.000 dólares. Pero las administraciones estadounidenses anteriores generalmente no referían a todas las personas atrapadas para su enjuiciamiento. Aquellos que fueron detenidos fueron llevados a procedimientos de inmigración y enfrentaron la deportación del país, a menos que calificaran para presentar una solicitud de asilo.

A view of inside U.S. Customs and Border Protection (CBP) detention facility shows children at Rio Grande Valley Centralized Processing Center in Rio Grande City, Texas, U.S., June 17, 2018. Picture taken on June 17, 2018. Courtesy CBP/Handout via REUTERS ATTENTION EDITORS – THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY.

¿Funciona de la manera que esperaban los funcionarios de la administración?

No, como muestran los documentos internos del Departamento de Seguridad Nacional obtenidos por CNN.

Los funcionarios de la administración predijeron que la política de tolerancia cero disuadiría a los inmigrantes de tratar de ingresar ilegalmente a los Estados Unidos. En cambio, los datos publicados revelaron un aumento de aproximadamente un 5% en el número de personas atrapadas cruzando la frontera ilegalmente en mayo en comparación con las cifras de abril, incluido un gran salto en los niños no acompañados.

¿Qué les está pasando a los niños después de que son separados de sus padres?

La mayoría son llevados a instalaciones operadas por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Estas instalaciones se establecieron originalmente para albergar a menores no acompañados, es decir, niños que cruzaron la frontera sin padres o tutores legales. Como resultado de la nueva política de la administración, estos llamados refugios también albergan cada vez más a niños que cruzaron la frontera con sus padres y posteriormente fueron separados de ellos.

Actualmente hay un total de más de 11.700 niños bajo custodia de la oficina, según los agentes.

Las organizaciones de derechos de los inmigrantes dicen que mantener a los niños en tales instalaciones, especialmente los niños que fueron separados de sus padres, es cruel e inhumano. Los funcionarios han negado categóricamente tales acusaciones, caracterizándolas como informes engañosos de grupos de defensa y medios de comunicación.

“Es importante tener en cuenta que estos menores están muy bien atendidos. No crean en la prensa … Operamos de acuerdo con algunos de los más altos estándares en el país”, dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, el lunes.

¿Cómo se encontrarán los padres y los niños otra vez?

Las autoridades están dando a los padres inmigrantes un número gratuito para llamar y ayudar a encontrar a sus hijos. Los abogados y las organizaciones dicen que el sistema abrumado no está funcionando, y que algunos padres incluso han sido deportados sin sus hijos.

Las agencias federales han dicho que buscan reunir a las familias, pero no han ofrecido ninguna política que le imponga la responsabilidad al gobierno de hacerlo.

Escuché que los funcionarios de la administración dicen que tienen las manos atadas. ¿Es eso cierto?

En una polémica conferencia de prensa de la Casa Blanca el lunes, Nielsen reiteró una afirmación falsa que los funcionarios de la administración han hecho muchas veces: que solo el Congreso puede evitar que ocurran separaciones familiares al cambiar la ley.

“Es una ley aprobada por el Congreso de los Estados Unidos”, dijo Nielsen. “En lugar de arreglar la ley, el Congreso nos está pidiendo a aquellos de nosotros que hacemos cumplir la ley que le demos la espalda a la ley y no haga cumplir la ley”.

La analista legal de CNN y exfiscal general de Nueva Jersey Anne Milgram dijo que es “completamente falso” decir que la ley exige separaciones familiares.

“Nada podría estar más lejos de la verdad. La ley no requiere esto. Creo que todo lo que ella dijo confirmó que esta es una política y que es una decisión que están tomando”.

¿Quién apoya este enfoque?

La mayoría de los republicanos, de acuerdo con una nueva encuesta de CNN.

En la encuesta, realizada por SSRS y publicada el lunes, el 58% de los republicanos dijeron que aprobaban las separaciones familiares, mientras que dos tercios de los estadounidenses dijeron que no aprobaban la práctica.

Incluso a medida que aumentan las críticas, la administración ha doblado su defensa, argumentando que no es diferente de lo que sucede cuando cualquier ciudadano estadounidense es acusado de un crimen y encarcelado.

“Las acciones ilegales tienen y deben tener consecuencias”, dijo Nielsen el lunes. “No más pases gratuitos, no más tarjetas para salir de la cárcel”.

MCALLEN, TX – SEPTEMBER 08: Women and children sit in a holding cell at a U.S. Border Patrol processing center after being detained by agents near the U.S.-Mexico border on September 8, 2014 near McAllen, Texas. Thousands of immigrants, many of them families and unaccompanied minors, continue to cross illegally into the United States, although the numbers are down from a springtime high. Texas’ Rio Grande Valley area is the busiest sector for illegal border crossings into the United States. (Photo by John Moore/Getty Images) ** OUTS – ELSENT, FPG – OUTS * NM, PH, VA if sourced by CT, LA or MoD **

¿Y quién está en contra?

Los médicos, los líderes religiosos, las Naciones Unidas y los políticos de ambos lados del pasillo han criticado el uso que hace la administración de las separaciones familiares.

La semana pasada, el presidente de la Academia Estadounidense de Pediatría le dijo a CNN que era “nada menos que abuso infantil por el gobierno”. Los líderes católicos han criticado la práctica como “inmoral”. Y durante el fin de semana, la exprimera dama Laura Bush escribió una crítica sobre la práctica.

“Nuestro gobierno no debería estar en el negocio de mantener a niños en bodegas acondicionadas o hacer planes para colocarlos en tiendas de campaña en el desierto a las afueras de El Paso”, escribió en el diario The Washington Post. “Estas imágenes recuerdan inquietantemente a los campos de internamiento japonés-estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial, que ahora se considera uno de los episodios más vergonzosos en la historia de los Estados Unidos”.

¿Cómo responde la administración a las acusaciones de abuso infantil?

Nielsen negó rotundamente que las separaciones familiares equivalgan a abuso infantil.

“Tenemos estándares altos. Les damos comidas y les damos educación y les brindamos atención médica. Hay videos, hay televisores”, dijo Nielsen en respuesta a una pregunta de Jeff Zeleny de CNN el lunes. “Visité los centros de detención yo mismo”.

Al preguntárseles si los niños serían separados de sus padres como peones para obtener fondos en el muro fronterizo, Nielsen negó esa afirmación.

“Los niños no están siendo utilizados como un peones. Estamos tratando de proteger a los niños”, dijo, “por lo que le pido al Congreso que actúe”.

¿Qué papel tiene el Congreso en todo esto?

Los legisladores demócratas han estado presionando mucho sobre este tema, haciendo viajes a la frontera y hablando públicamente sobre lo que han observado, y sobre lo que no se les ha permitido ver.

Algunos en el Congreso han sugerido que aprobarán legislación para bloquear las separaciones. Pero al igual que con la inmigración, es mucho más difícil de lo que parece.

Los demócratas del Senado están impulsando una medida que abordaría solo las separaciones familiares. Los republicanos están impulsando un enfoque más amplio que relaciona el tema de la separación familiar con otras políticas de inmigración.

Tal Kopan de CNN, Bob Ortega y Ed Lavandera contribuyeron a este informe.

Anuncios

¿Qué te parece?