La mala técnica de cepillado afecta a más del 40 por ciento de la población

La sensibilidad dental se entiende como la sensación dolorosa causada por el adelgazamiento de la capa que recubre los dientes, el 47 por ciento de la población padece esta condición y la percibe al ingerir alimentos calientes o fríos.

El doctor Raúl Rangel Gálvez supervisor de estomatología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente indicó que los dientes sanos son duros pero cuando la capa protectora (esmalte) se deteriora los nervios y vasos sanguíneos se encuentran expuestos y generan malestar.

Algunos factores que contribuyen a la sensibilidad dental son: cepillado brusco, tratamiento o limpieza, blanqueamiento, caries y el consumo de productos con alto contenido de azúcar.

Aunque todos los dientes son susceptibles de padecer esta afección, la mayor incidencia se da en premolares, que son los dientes que tienden a ser cepillados con más fuerza, causando abrasión en la base, más aún si se emplean cepillos con cerdas muy duras.

Para prevenir la sensibilidad dental, el especialista aconseja evitar alimentos o bebidas altos en azúcar, no utilizar palillos de madera y realizar la técnica correcta de cepillado de ser necesario con una pasta dentífrica especial para la sensibilidad.

Esta condición impacta de forma directa en el modo de vida de quien la padece, si no es tratada puede provocar cambios de comportamiento, de hábitos alimenticios y descuido de la higiene bucal.

El doctor Rangel Gálvez resaltó que una vez diagnosticada esta enfermedad es necesario el uso diario de productos para disminuirla así como visitar al menos dos veces al año al odontólogo para un adecuado monitoreo y control.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?