Más de 1.3 millones de niños mexicanos se desempeñan en labores consideradas peligrosas para su edad, principalmente en el sector agrícola, más de 20 por ciento que el total en América Latina, de acuerdo con información de Noortje Denkers, oficial de la OIT.Foto Cuartoscuro

Se calcula que en México 7.5 por ciento de los menores de edad, unos 2 millones 217 mil niñas, niños y adolescentes, trabajan en ocupaciones no permitidas por la ley.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) de las Naciones Unidas, junto con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, presentaron ayer un nuevo modelo para detectar en qué estados y municipios del país hay mayor riesgo de trabajo infantil.

Noortje Denkers, oficial de la OIT, dijo que las leyes mexicanas permiten algunas actividades para menores de entre 15 y 17 años de edad; sin embargo, apenas 300 mil están en esta situación. En cambio, 1.3 millones de menores en ese mismo rango de edad realizan labores calificadas como peligrosas para su edad, principalmente en el sector agrícola.

La especialista señaló que en los últimos años se ha reducido la presencia de niños trabajadores en México. No obstante, aquí se encuentra más de 20 por ciento del total en América Latina.

En tanto, con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil (12 de junio), Save the Children demandó a los candidatos a la Presidencia atender esta problemática para que se prohíba y se ataque las situaciones que la generan.

Jornadas extensas, sin remuneración y deserción escolar son algunas de las características del fenómeno, mientras las autoridades no han puesto la atención que requiere, dijo Nancy Ramírez, directora de Incidencia Política del organismo.

La prohibición legal del trabajo infantil no es suficiente para erradicarlo, pues más de la mitad de los menores que desempeñan actividades no permitidas lo hace por obligación, para apoyar la economía familiar e, incluso, pagar los insumos escolares.

Respecto del nuevo modelo de detección, Denkers detalló que México es el primer país que lo concluye y se basa en cifras oficiales. Será de utilidad para focalizar el problema y elaborar políticas públicas que lo atiendan, junto con los factores que llevan a los menores a trabajar.

De 2 mil 246 municipios analizados, en 31 hay los mayores riesgos de trabajo infantil: 12 en Chiapas; seis en Oaxaca; cuatro en Puebla, y Durango, Campeche y Chihuahua con, al menos, un municipio cada uno.

Denkers recalcó que la meta internacional es erradicar el trabajo infantil a más tardar en el año 2025. De los menores de edad que realizan alguna actividad no permitida, 72.5 por ciento son varones y el resto son mujeres.

Redacción La jornada
http://www.jornada.unam.mx/2018/06/12/sociedad/029n2soc

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?