La puesta en escena “Harry Potter y el Niño Maldito, Parte 1 y 2” se llevó  el premio Tony a la mejor obra teatral del año y el del mejor director, que fue entregado a John Tiffany.

 

La 72 entrega de los Premios Tony, que reconoce a lo mejor de la labor teatral en Estados Unidos en la temporada 2016-2017, incluyó además un performance de los estudiantes de la escuela preparatoria Parkland de Florida, donde en un tiroteo registrado en febrero pasado murieron 17 alumnos y maestros.

La primera presea de la noche al mejor actor protagónico se la llevó Garfield por su personificación de Prior Walters, un profeta enfermo de SIDA en “Angels in America”, un maratón teatral de más de siete horas de duración, escrito por Tony Kushner.

Anuncios

¿Qué te parece?