En palabras de los propios colaboradores de la actual administración de Huixquilucan, dirigida por Enrique Vargas, se sabe que sus principales estrategias para la próxima reelección hacia el interior de la administración son “la compra de su personal a través de obligarlos a capacitar para conseguir más adeptos” lo cual ha provocado un descontento en su equipo de trabajo en más del 80%. Además, se suman los malos tratos de su personal más allegado y la evidente carencia de profesionalización de su equipo.

Si bien es cierto que por ahora la aceptación de Vargas con respecto a su imagen en Huixquilucan es alto con un 40%, el 70% de los habitantes de la zona residencial, considera que el actual candidato no sería buena opción, sin embargo, no concuerda con la ideología de la izquierda de MORENA, pero tampoco ve algo claro con el candidato del PRI debido a que es de Texcoco.

Hablando de la zona popular, es aquí donde se ve en las tablas estadísticas una disyuntiva entre los adeptos hacia MORENA, PAN y PRI. Ya que en las elecciones pasadas para elegir Gobernador de EDOMÉX, el PAN quedó en tercer lugar, reflejando un bajo impacto e interés de los ciudadanos hacia el partido que está gobernando en Huixquilucan.  Es decir, se observa que la zona popular está yendo a participar más por el PRI y MORENA; como resultado de las malas acciones y decisiones de la actual administración y su equipo.

No vamos a dejar a un lado los aciertos que ha tenido la administración de Vargas tales como: infraestructura, más dadivas (programas sociales), y sobre todo rescatar el aspecto financiero a nivel Estado y a nivel Nacional. Pero, pensándolo bien este honor no se lo daría al presidente municipal Vargas, quizá su único acierto sea su talento en relaciones públicas y correcto manejo de sus intereses, pues quienes realmente deben llevarse este mérito son todos los empresarios habilidosos y la comunidad judía que elevan el nivel económico de Huixquilucan. 

Se debe tomar en cuenta, que la zona tan divisoria y clasista que tiene Huixquilucan puede jugarle chueco al primer reelecto del Ayuntamiento de Huixquilucan. Pero al paso que se va, es evidente que, el candidato a dejado muy amañado su espacio. Por ahora las estadísticas no lo respaldan en credibilidad, pero veremos si eso lo hace cambiar de estrategia de campaña o acabará haciendo lo mismo que tres años atrás, acción que todo ciudadano de Huixquilucan sabe perfectamente cómo se manejó.

MTRO. Jair Torres (The Squirrel)

Anuncios

¿Qué te parece?