También conocido como Síndrome de Burnot, este problema afecta a seis de cada diez profesionistas

El síndrome de Burnot o también conocido como Fatiga Crónica, se refiere al agotamiento tanto físico como emocional, despersonalización e insatisfacción personal. como consecuencia del cansancio por trabajo exhaustivo.

La doctora Lucía Sandoval Villegas coordinadora auxiliar de SPPSTIMSS (Servicio de Promoción y Prevención de la Salud Para los Trabajadores del IMSS) del Instituto Mexicano del Seguro Social, Delegación Estado de México Poniente explicó que la principal causa de este padecimiento se atribuye a que el trabajador tiene una percepción muy alta de él mismo, con metas muy lejanas por lo que se frustra y se exige demasiado.

El agotamiento físico y emocional, cambios en la conducta, cansancio excesivo, ansiedad, deterioro de la calidad de vida, menor rendimiento laboral y personal, son algunos de los principales síntomas. Indicó que es más frecuente en personas con alguna profesión, por lo menos seis de cada diez lo presentan debido a que sus expectativas laborales suelen ser mayores.

Existen repercusiones importantes, físicamente puede haber alteraciones gastrointestinales, cardiovasculares e hipertensión. A nivel musculo esquelético puede existir dolor muscular principalmente en la espalda, dolor lumbar, dorsal, articular e incluso dermatitis.

En lo psicológico destacó que son personas que se encuentran desmotivadas que se sienten frustradas y es donde la etapa de fatiga aparece reduciendo la salud mental. También existe sentimiento de minusvalía, piensa que no vale la pena o no es bueno en lo que hace sin embargo es resultado de la sobre exigencia a sí mismo.

Cuando ya se ha derivado en un diagnóstico de tipo psicológico, debe ser diferenciado de la depresión, es la terapia psicológica la que otorga las herramientas para poder salir de ese pensamiento excesivo de perfeccionismo. Cuando el trabajador tiene estas herramientas y las aplica, disminuye en gran medida la ansiedad, explicó la doctora Sandoval Villegas.

Se otorga tratamiento farmacológico solo en caso de existir alguna molestia derivada de gastritis, colitis, o algún otro padecimiento, lo que realmente va a detener estos síntomas tiene que ver con la salud mental.

El médico realizará un historial y exploración física completa y de preferencia en el área de salud en el trabajo para recibir orientación dar el diagnóstico adecuado y canalizar al servicio de psicología de ser necesario.

Finalmente la especialista recomendó adaptar el entorno de trabajo, llevar una agenda organizada, dormir de siete a ocho horas, llegar puntual al trabajo para organizar sus tareas así como hacer ejercicio, realizar pausas laborales, diez minutos de estiramiento, descansar la mirada y el pensamiento.

Asimismo tener un soporte social, con los amigos o familia para recibir ayuda y tener por lo menos un día libre a la semana para despejarse de las tareas laborales por completo.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?