El ex Gobernador Eruviel Ávila debería estar más preocupado por explicar cómo es que la Secretaría de Salud del Edoméx se encuentra en tan precaria situación que por andar demandando a periodistas por sumas exorbitantes. Sus fiestas con el ex obipo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, sin duda están para cuestionarse.. pero tiene otros temas pendientes que atender.

El mismísimo Eruviel ostentaba que su sexenio era de “Mexiquenses Más Sanos” lo cual se contradice con las 46 acciones de seguimiento y 17 observaciones que la Auditoría Superior de la Federación tiene contra la secretaría de salud mexiquense por posibles daños y perjuicios a la hacienda pública por subejercicios, desvíos de recursos a fines no autorizados, falta de documentos, penalizaciones no aplicadas, pagos a empleados qu era habían sido dados de baja, sin contar la falta de sustento para la aplicación de algunos recursos de obra.

Y si vamos a más, el programa de Prospera también da de que hablar pues el órgano técnico de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión hizo observaciones por 36.6 millones de pesos de este programa. En total, se estima que las observaciones en el rubro de salud suman más de dos mil millones de pesos, esperemos que en su apretada agenda, el ex mandatario mexiquense encuentre tiempo para aclarar esta situación que de ninguna manera es menor y tendrá que hacerlo solo porque el ex secretario de salud, César Gómez Monge se ha convertido en un ausente del ámbito social y político.

Anuncios

¿Qué te parece?