La víctima se encontraba al interior de un auto Mini Cooper cuando dos hombres que viajaban en una motocicleta dispararon contra él

Un hombre fue ejecutado ayer mientras se encontraba estacionado en la bahía de ascenso y descenso del colegio Simón Bolívar Pedregal. Los hechos sucedieron alrededor de las 14:30 horas, momento en que hay salida de alumnos del plantel.

De acuerdo con reportes preliminares de la policía capitalina, la víctima, de aproximadamente 45 años, se encontraba al interior de un auto Mini Cooper cuando dos hombres que viajaban en una motocicleta dispararon contra él con un arma de alto poder, debido a que el vehículo tenía blindaje.

Fue horrible, yo venía saliendo de la natación y ahí enfrente, estacionado en la cola para esperar la salida de los niños… En una moto, ametrallaron el coche hasta romper los cristales, se ve que estaba blindado porque costó mucho trabajo, y hasta que se murió el hombre”, relató una testigo en redes sociales.

También fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina que fueron consultadas señalaron que el vehículo tenía cristales con blindaje.

Otro de los testigos dijo que almenos escuchó ocho balazos: “fueron varios como cuatro o cinco. Yo estaba allá cuando escuché”.

DbLz5WvVAAAD_fG

 

El colegio, que se ubica en Camino a Santa Teresa y callejón Simón Bolívar, delegación Álvaro Obregón, señaló que en el ataque no se vio afectado ningún integrante de su matrícula.

Estimada Comunidad de Padres de Familia, a partir de un lamentable incidente que se presentó en la calle de Camino a Santa Teresa, TOTALMENTE AJENO A NUESTRA COMUNIDAD, se tomaron las medidas de seguridad conducentes para garantizar la integridad de todos nuestros alumnos y colaboradores.

Les podemos manifestar que todos los integrantes de nuestra comunidad se encuentran bien. Aunado a lo anterior, se solicitó el auxilio y presencia de las autoridades correspondientes”, se lee en un comunicado.

Las primeras investigaciones señalan que se pudo tratar de un ataque directo, ya que los agresores no se llevaron pertenencias de la víctima.

En la otra acera, a unos pasos de los hechos, se ubican el Colegio Alemán Alexander von Humboldt y la Escuela de Natación pedregal.

 

Redacción Excélsior

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?