A golpes fue asesinado un hombre cuando mientras ingería bebidas embriagantes con un grupo de amigos dentro de una casa abandonada en La Crespa.

El cadáver de Carlos Alberto Chávez Pérez, de 40 años, quedó desfigurado y bañado en sangre. Según los primeros reportes policiacos al parecer también lo atacaron a rocazos.

Los hechos quedaron al descubierto la tarde del sábado en un inmueble ubicado sobre la calle Niños Héroes y Privada de Mariano Escobedo, a espaldas del parque Industrial Toluca.

Vecinos pidieron una ambulancia de la Cruz Roja, sin embargo, paramédicos confirmaron la muerte de Carlos Alberto.

Al lugar llegaron agentes de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) y Policía Municipal de Toluca, pero no detuvieron a ningún sospechoso.

Fabiola Ruiz, esposa de la víctima, comentó ante autoridades que su pareja, al momento en que fue ejecutada, convivía con un grupo de amigos.

“La familia señala que el occiso estaba tomando con varias amistades, todo parece indicar que al calor de las copas se pelearon y a él, lo mataron, estaba bañado en sangre, no tuvieron piedad, lo molieron a golpes”, indicó un agente policiaco.

La escena del crimen fue acordonada, pero familiares, conocidos y vecinos de Carlos Alberto, estaban alterados.

Se prenden. “Hasta querían golpear al agente del Ministerio Público que hacía su trabajo, la gente, sobretodo la familia está agresiva”, agregó la fuente consultada.

Cerca de las 15:00 horas, personal de la Fiscalía de Homicidios de la FGJEM, comenzaron las diligencias para esclarecer el homicidio.

Los restos de Carlos Alberto fueron retirados al Servicio Médico Forense SEMEFO, para la necropsia de rigor.

Rrdacción El gráfico

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?