A 61 años de su muerte, Pedro Infante sigue más vigente que nunca en las nuevas generaciones.

Infante, uno de los personajes más importantes de la época de oro del cine mexicano murió el 15 de abril de 1957 en un avionazo en Yucatán.

Falleció a los 39 años en la cúspide de su carrera. Fue un hombre de talento histriónico poco común, un verdadero polifacético.

Su muerte conmocionó a miles de personas no solo en nuestro país sino en todo el mundo.

Le llaman el ‘ídolo inmortal’ porque después de él no ha existido otro que se le compare. Al perder la vida el actor y cantante se convirtió en el mito, en la leyenda y en el icono del fanatismo.

Tizoc, A.T.M. ¡A toda máquina!, Pepe, el Toro y Los tres huastecos, fueron cintas que lo llevaron a la cima

Algunas de las canciones más recordadas en su voz eran Amorcito corazón y Bésame mucho y Las mañanitas

Con información de Milenio

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?