López Obrador indicó que además extenderle la invitación al Papa, también convocará a otros líderes espirituales de otras iglesias y de diversas organizaciones para analizar la problemática de inseguridad y violencia.

Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia de la República por la colación “Juntos Haremos Historia”, aseguró que en caso de resultar vencedor en las próximas elecciones del 1 de julio realizará una convocatoria a todo el pueblo de México, a líderes espirituales e incluso al Papa Francisco para tratar el tema de violencia e inseguridad que se vive en el país.

En entrevista a medios de comunicación luego de mantener una reunión privada con obispos en las instalaciones de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), ubicadas en Cuatitlán, Izcalli, el abanderado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES) aseguró que durante el encuentro expuso al unos de sus compromisos para conseguir la paz en el país.

“Planteé que voy a convocar a todo el pueblo de México al momento de qué triunfenos, vamos a iniciar unos foros después del 1 de julio, antes de la toma de posesión, para analizar entre todos el problema de la inseguridad y la violencia, va a ser un debate nacional, un diálogo entre todos los mexicanos y todos los que tengan algo que aportar y el propósito es lograr la reconciliación y la paz.

López Obrador indicó que además extenderle la invitación al Papa, también convocará a otros líderes espirituales de otras iglesias y de diversas organizaciones para analizar la problemática de inseguridad y violencia.

“Les dije (a los obispos) que al triunfo de nuestro movimiento vamos a llevar a cabo este proceso de consulta, voy a invitar al Papa Francisco para que nos ayude, nos acompañe, en todo este proceso como voy a invitar también a otros líderes espirituales de otras iglesias y voy a invitar también a dirigentes de organización sociales del mundo y del país para que se analice todo lo relacionado con la inseguridad y la violencia y se realice un plan con el propósito de llegar a la paz”.

El pasado 4 de abril Andrés Manuel López Obrador vio “con buenos ojos” el diálogo entre el Obispo Salvador Rangel Mendoza con un capo de la droga de Guerrero en el que se habló de respetar la próxima elección.

“Yo veo con buenos ojos que tanto pastores de las iglesias evangélicas y sacerdotes y obispos de la iglesia católica busquen también la reconciliación, el diálogo para que se garantice la la tranquilidad, para que haya paz en México”, dijo el tabasqueño al termino de un mitin en el estado de Coahuila.

López Obrador respaldó la reunión entre el religioso y el integrante del crimen organizado, del cual no se dio su nombre ni a que grupo delictivo pertenece el pasado 30 de marzo cuando el cura reveló el encuentro.

“Qué bien que él se atrevió a hacer eso, que se esté exhortando para que no haya violencia, que no le quiten la vida a nadie, ni a candidatos ni a los ciudadanos”, dijo el candidato morenista.

“No le reprocho al Obispo de Chilapa que tuvo esa reunión, porque yo conozco la situación tan difícil que están viviendo en la Montaña de Guerrero y en toda esa región de Chilapa, donde hay mucha violencia”, señaló.

Al ser cuestionado por los reporteros que si, de llegar a la Presidencia, buscaría un diálogo con integrantes del crimen organizado, el candidato que lidera las encuestas contestó que el dialogo siempre estará privilegiado con todos los mexicanos.

“Nosotros vamos a buscar diálogo con todos los mexicanos. Vamos a privilegiar el diálogo siempre, bajo cualquier circunstancia vamos a poner la voluntad del diálogo, la reconciliación”, dijo.

“Que quede claro, diálogo, reconciliación, amor y paz”, agregó.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?