Más de 130 organizaciones civiles criticaron que la ley, aprobada este martes por una comisión del congreso, porque consideran que no contempla suficientes controles de presupuesto, fiscalización y transparencia. Mira de qué se trata la propuesta.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión de Gobernación del Congreso mexicano aprobó este martes un polémico proyecto de Ley de Comunicación Social que regula la publicidad oficial, pero la propuesta ha sido criticada por las organizaciones y los ciudadanos, quienes argumentaron que esperaban una legislación transparente donde no se utilicen los contratos de publicidad oficial para controlar a los medios de comunicación.

Gobierno de Enrique Peña Nieto ha gastado 2,000 millones de dólares en publicidad: The New York Times Univision
Estas son las claves de la propuesta:

¿Qué es esta ley?

La Ley de Comunicación Social debe regular la contratación de publicidad oficial y transparentar cuánto se gasta, a quién le llega el dinero y por qué se le otorgó un contrato a un medio.

¿Quién la promueve?

Organizaciones civiles, quienes denunciaron que el gobierno mexicano usa los contratos publicitarios para controlar y condicionar a medios de comunicación.

Luego el caso llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la cual determinó en 2017 que México necesita una ley en ese rubro y ordenó al Congreso y al Senado generarla con un plazo al 30 de abril de 2018.

¿Por qué México busca legislar la publicidad oficial?

Lo que las organizaciones civiles y la Suprema Corte desean es subsanar los vacíos legales y tener reglas claras para que no se use el dinero de la publicidad oficial con fines ilegítimos.

Por ejemplo, actualmente hay medios que reciben muchos contratos de publicidad oficial y tienen una clara positiva al gobierno, mientras que algunos medios críticos no se les compra espacios para mensajes gubernamentales.

¿Por critican la ley las organizaciones civiles?

133 organizaciones civiles habían pedido que la ley tuviera controles de presupuesto, fiscalización, transparencia e incluso que hubiera criterios de cómo asignar la publicidad oficial, pero el dictamen que aprobó la Comisión de Gobernación del Congreso no contempla nada de eso, según informó el colectivo #MediosLibres por medio de un comunicado.

Por el contrario, el dictamen contiene lineamientos “de hace más de quince años, sin lograr revertir las malas prácticas del uso de la publicidad oficial. En pocas palabras, esta propuesta es una simulación”, agregó el colectivo.

¿Qué proceso debe seguir?

Como ya fue aprobado en la Comisión de Gobierno, el proyecto de esta ley deberá ser votado en el pleno del Congreso. Posteriormente pasará al Senado, quien lo devolverá a la Cámara de Diputados para que lo avale y lo entregue al presidente Enrique Peña Nieto, quien lo promulgará.

De promulgarse la ley, organismos de derechos humanos o legisladores podrán impugnarla ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

¿Cómo el gobierno condiciona a medios?

En diciembre pasado, el diario The New York Times publicó un amplio reportaje en el que detalla que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha gastado en publicidad más que otro presidente en la historia de México, pero no se trata de una casualidad, sino que otorga contratos publicitarios para obtener una cobertura positiva. Eso pasa con otros funcionarios federales y con gobernadores.

La investigación periodística presentaba un panorama mediático en el que los funcionarios federales y estatales dictan las noticias de forma rutinaria, exigiéndole a los medios qué es lo que deberían y lo que no deberían informar, según docenas de entrevistas con ejecutivos, editores y periodistas hechas por el diario neoyorquino.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?