La policía de Nueva York ya se encuentra buscando al peleador con el fin de que declare lo que sucedió, pero hasta el momento no se ha emitido una orden de arresto en su contra.

Conor McGregor desata la polémica luego de que este día protagonizara un escándalo en una conferencia de prensa de la UFC 223, con el fin de agredir al luchador Khabib Nurmagomedov.

Conor llegó al lugar en compañía de 12 hombres, hizo un escándalo en el estacionamiento del Barclays Center de Brooklyn cuando irrumpió, ya que intentó burlar a la seguridad y comenzar una batalla campal.

Algunas imágenes del suceso se filtraron en Internet y en ellas se muestra al irlandés corriendo y atacando a los que se le opusieran. Inclusó tomó una valla de Nurmagomedov.

Una persona resultó herida, fue Michael Chiesa, luchador estadounidense que se encontraba a bordo del autobús y sufrió algunos cortes por los vidrios que volaron.

“Entraron a la arena, llegaron a los camiones y comenzaron a atacar los camiones aventando cosas, rompieron una ventana, cortaron muy fuerte a Chiesa, Rose Namajunas casi fue golpeada. Se molestó mucho y se fue caminando al hotel y rompieron el nudillo de un empleado de la UFC”, declaró Dana White, presidente de la UFC.

La policía de Nueva York ya se encuentra buscando al peleador con el fin de que declare lo que sucedió, pero hasta el momento no se ha emitido una orden de arresto en su contra.

Esto habría sido producto de una declaración que Nurmagomedov hizo anteriormente sobre el irlandés y cómo presuntamente se negó a pelear contra él.

“Necesitaba a Conor, él es el campeón. Pero una decepción porque cuando la UFC lo llamó, dijo que no estaba preparado para la pelea”, declaró el luchador sobre McGregor

Redacción Radio Fórmula

Anuncios

¿Qué te parece?