Annette Carrion, de 33 años, era una de las influencers estadounidenses más conocidas, con más de 146.500 seguidores en Instagram y más de 10.000 suscriptores en YouTube.

“Hemos perdido a una de las nuestras. El dolor es increíble”. Lo anunciaba el propio club de mujeres motoristas que ella misma fundó, Red Line Ravens, y lo hacía en su perfil de Instagram, donde nació el sueño de Annette Carrion, una joven estadounidense que se convirtió en una gran estrella de las motos, la misma pasión que la llevó a sufrir un accidente mortal el sábado al salirse de una curva en una carretera de California.

Annette Carrion, de 33 años, era una de las influencers estadounidenses más conocidas, con más de 146.500 seguidores en Instagram y más de 10.000 suscriptores en YouTube, plataformas en las que mostraba su amor por el motociclismo, especialmente por las Triumph, la moto en la que cabalgaba a más de 120km/h cuando se salió de una curva en la carretera Ortega Highway, muy cerca del lago Elsinore, según informa el portal Todo Circuito. Según la información facilitada por la policía estatal de tráfico, y que cita la revista de motor en su información, el lugar en el que Annette Carrion perdió la vida es uno de los tramos más revirados de esta vía, frecuentada habitualmente por motoristas por sus interminables curvas.

Annette Carrion fundó en 2015 Red Line Ravens junto a otras dos reconocidas moteras, MIzziel y Keerati, con el objetivo de inspirar la unión internacional de las moteras bajo las mismas pasiones que las movían a ellas: el motor y el fitness.

“Queremos inspirar a las mujeres de todos los campos para que tomen confianza en las industrias tradicionalmente dominadas por los hombres, y promover la camaradería y el respeto mutuo entre todos los moteros”, explican las jóvenes en su página web, y añaden: “Además, nuestro deseo es mostrar cómo es en realidad el mundo de la moto tras su apariencia aventurera”.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?