Por Mónica Fragoso

El resultado de una elección se mide de manera muy clara, la voluntad popular se emite a través de un sufragio, ya sea en favor de algún candidato, propuesta o partido.

Más allá de las encuestas, de las fake news (noticias falsas), de los memes, los discursos y eventos, los ciudadanos tenemos un enorme poder, del cual también se deriva una gigantesca corresponsabilidad de participar permanentemente en la construcción de un gobierno o leyes que no termina con el sufragio.

El voto debería ser un acto de inteligencia, de análisis y reflexión, pero la realidad es que muchas veces dejamos que influya más la parte emotiva y por ende, hay que cuidar nuestro estado de ánimo, pues nos puede llevar a tomar una mala decisión dado que sufragar por enojo, furia, deseo de revancha, entusiasmo, alegría, simpatía, miedo, presiones psicológicas o amenazas, ha llevado a otros países a tomar las peores decisiones que impactan a generaciones.

Recordemos que el próximo 1 de julio de este año se elegirán más de 3 mil 400 cargos de elección popular, personas que tendrán que tomar decisiones trascendentales para el gobierno y las leyes de nuestro país, una gran responsabilidad para depositarla en cualquier persona y en su equipo de trabajo, que dicho sea de paso, son quienes en conjunto, toman las decisiones.

Ahora bien, las claves que propongo para poder definir tu voto, son las siguientes: hay que investigar el grado y tipo de estudios de los candidatos, si son compatibles o no con la función que desempeñarán; analizar su trayectoria profesional buscando los resultados tangibles y logros con motivo de su desempeño; verificar si existe una declaración pública sobre sus bienes y cómo los adquirió, para saber si hay congruencia entre su trayectoria profesional o comercial y lo que posee; es indispensable revisar si existe alguna denuncia o escándalo real en torno a su honorabilidad; y por último, si las propuestas que está haciendo son viables, realizables y acorde con lo que la ciudadanía requiere en el lugar donde se está postulando.

Estimado lector, espero que estas claves sean de mucha ayuda para tomar una buena decisión el próximo 1 de julio, para que quien gane, sea nuestro país.

Anuncios

¿Qué te parece?