La primera pastilla anticonceptiva para mujer se lanzó hace 60 años, y los científicos y compañías farmacéuticas aún no han descifrado el código para una versión viable de la pastilla para los hombres.

Sin embargo, un nuevo estudio sobre una pastilla anticonceptiva masculina ha encontrado que el medicamento es seguro y efectivo, por lo que los investigadores son optimistas de que el control masculino de la natalidad podría llegar pronto.

El estudio de Etapa 1 de un mes de duración —el cual se llevó a cabo en el Centro Médico de la Universidad de Washington y el Centro Médico Harbor-UCLA analiza una nueva pastilla experimental anticonceptiva llamada undecanoato de dimethandrolone (DMAU, por sus siglas en inglés). El 18 de marzo, la investigadora principal Stephanie Page presentó sus resultados en la reunión anual de la Sociedad Endócrina, ENDO 2018.

Los resultados representaron un avance único en la medicina: señalan un posible cambio de paradigma en cuanto a las formas en que abordamos el control de la natalidad. Históricamente, las mujeres han sido en gran parte responsables de los costos mentales, físicos y financieros de la prevención del embarazo, y a los hombres que desean ayudar les han ofrecido pocas opciones además del uso del condón. Por ejemplo, Vasalgel, uno de los métodos más alentadores para el control de la natalidad en los hombres — actualmente en desarrollo —, requiere una inyección en el pene de un gel que previene el embarazo.

DMAU es una píldora hormonal combinada, similar a las pastillas anticonceptivas hormonales femeninas de uso diario. Si bien las píldoras anticonceptivas para mujeres combinan estrógeno con una hormona esteroide, DMAU reemplaza el estrógeno con testosterona.

A pesar de la interrupción de un estudio de 2016 sobre una posible pastilla anticonceptiva masculina debido a quejas de los participantes sobre los efectos secundarios — que incluían cambios de humor y acné — 83 de los 100 participantes masculinos de la prueba DMAU Etapa 1 completaron el estudio de un mes de duración.

El estudio consistió en realizar pruebas con tres dosis diferentes de DMAU — 100, 200 y 400 miligramos — y dos formulaciones diferentes de cápsulas DMAU en los participantes. Según un comunicado publicado por la Sociedad Endócrina, los hombres que recibieron las dosis más altas de la pastilla — 400 miligramos —mostraron una “marcada interrupción” de su testosterona y otras dos hormonas necesarias para la producción de espermatozoides. Las dosis de 100 y 200 miligramos no fueron tan efectivas al instante.

Estudios previos sobre las pastillas anticonceptivas hormonales para hombres han demostrado que la testosterona ingerida por la vía oral puede causar inflamación hepática y una limpieza del cuerpo demasiado rápida, requiriendo dos dosis de un medicamento por día, según la declaración de la Sociedad Endócrina.

Sin embargo, la pastilla DMAU pasó los análisis de seguridad de las funciones renales durante la prueba. Y para retardar la testosterona ingerida por la vía oral, la pastilla contiene undecanoato, un ácido graso de cadena larga que demora la descomposición de la testosterona en el cuerpo, lo que permite administrar una dosis única diaria del medicamento.

Pero los hombres que toman DMAU no serán inmunes a los muchos efectos secundarios del control de natalidad hormonal, que son familiares para las mujeres que toman la pastilla. Según los resultados del estudio, todos los hombres que tomaron la pastilla, sin importar la dosis, experimentaron un aumento de peso y una disminución del colesterol HDL. Sin embargo, en la declaración de la Sociedad Endócrina, Page describió los cambios como “moderados”.

“Estos resultados alentadores no tienen precedentes en el desarrollo de un prototipo de pastilla”, aclaró Page, quien junto con su equipo está trabajando en estudios a largo plazo para confirmar aún más la capacidad de la pastilla DMAU para bloquear la producción de esperma. Con suerte, pronto veremos en el mercado una pastilla anticonceptiva para hombres.

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?