Durante 2017, se registraron 6.4 millones de reclamaciones por un posible fraude con tarjeta de crédito y débito, 25 por ciento más que en 2016

 

Para evitar ser víctima de un fraude al utilizar tarjeta de crédito o débito durante esta temporada vacacional, es importante jamás perder de vista el plástico y la terminal de punto de venta, señaló la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Durante 2017, el organismo registró 6.4 millones de reclamaciones por un posible fraude con tarjeta de crédito y débito, es decir, 25 por ciento más que en 2016.

De ellas, 32 por ciento se originaron en una Terminal Punto de Venta (TPV), en cuyo canal los fraudes más frecuentes son de clonación del plástico y de copia de datos al momento de pasar la tarjeta.

En ese sentido, recomendó a la ciudadanía que si en estas vacaciones considera utilizarlas debe solicitar que le lleven la terminal al momento de la operación, no perder de vista la tarjeta al firmar el voucher, que deberá guardarlo en caso de alguna anomalía.

Además, aconsejó no permitir que deslicen más de dos veces la tarjeta por la terminal electrónica, a menos que la primera vez haya sido rechazada o el sistema haya estado fuera de línea.

En caso de existir algún error en la transacción, es importante solicitar la cancelación del cargo, a través de la terminal electrónica, para evitar una mala experiencia.

Para evitar sobreendeudamiento, aconsejó a los tarjetahabientes sólo comprar lo que su capacidad de pago permita, y llevar un registro preciso de los gastos que se apeguen al presupuesto.

La Condusef también pidió tomar medidas de seguridad, como llevar consigo los teléfonos de emergencia del banco emisor, para reportar si se llegara a perder el plástico, así como verificar que no existan elementos ajenos o extraños si se acude a un cajero automático.

Con información de Excélsior

Advertisements
Anuncios

¿Qué te parece?